viernes, 3 de febrero de 2023

Respetar la Ley para preservar la identidad (+Audio)(+Fotos)

Diversos procesos intervienen en la protección del patrimonio: su conocimiento, su comunicación efectiva, la responsabilidad individual y el respeto de los mecanismos legales dispuestos con ese fin...

Jessica Mesa Duarte en Exclusivo 28/06/2022
0 comentarios
Cuidado patrimonio cultural-Matanzas
El cuidado del patrimonio cultural y natural es responsabilidad de todos los ciudadanos.

El patrimonio cultural es expresión del conjunto de valores que distingue a los pueblos y se refleja en las obras de arte, edificaciones históricas, el folclor, las tradiciones y legados culturales.

Aunque existían en Cuba antes de 1959 diferentes normativas que se referían someramente a la protección del patrimonio, sobre todo edificado, (en la época colonial documentos legales como las Leyes de Indias, las Ordenanzas Municipales y de Construcción, plan de obras públicas, ornato y saneamiento urbano; en el período republicano las Ordenanzas Sanitarias y la Ley Orgánica de los Municipios en 1908, Ley de Obras Públicas de 1925, Constitución de 1940 y el Decreto No. 116 de 1940), no es hasta el triunfo de la Revolución cuando comienza a jerarquizarse el reflejo de este tema de manera directa en las disposiciones legales.

Hoy, a pesar del deterioro que se aprecia en muchos casos, existen estrategias encaminadas a la preservación de la herencia cultural. La Constitución de la República de Cuba de 2019 en su artículo 13 reconoce entre los fines esenciales del Estado: proteger el patrimonio natural, histórico y cultural de la nación. Sus artículos 32, 79 y 75 también dan cuenta de la importancia que se le concede al tema en la Isla.

A la Carta Magna se suman leyes y decretos destinados a ese objetivo, entre ellos la Ley de Protección al Patrimonio Cultural y el Reglamento para su ejecución; la Ley 2 de los Monumentos Nacionales y Locales y el Decreto 55.  


La acción de la población es vital para preservar y conservar los valores patrimoniales (Jessica Mesa/Cubahora)

Atendiendo a la prioridad que le concede el Estado Cubano a la preservación de nuestros valores autóctonos, considero de vital importancia el proceso de actualización de las normas jurídicas encaminadas a la protección del patrimonio, teniendo en cuenta el contexto actual, que comenzó en fechas recientes y concluyó con la aprobación de la nueva Ley General para la Protección del Patrimonio Cultural y el Patrimonio Natural.

Sin embargo, no basta con que se dicten leyes y decretos. Hasta ahora han existido diferentes cuerpos legales enfocados en cumplir ese fin y somos testigos del estado en que se encuentran algunos inmuebles, documentos y de cómo han desaparecido otros. Dicho de otra manera, existen ejemplos claros de cómo se ha irrespetado la legalidad durante mucho tiempo.

Entonces percatarse de que para garantizar la verdadera salvaguarda de nuestro legado cultural hay que cumplir, individualmente, y hacer cumplir desde las instituciones las disposiciones referidas a tan importante cometido no es descubrir el agua fría.

Este no será un proceso fácil pues en su desarrollo intervienen fenómenos complejos asociados con la enseñanza de nuestros valores autóctonos desde la escuela, la familia, las instituciones culturales, la comunicación efectiva e intencionada de ese patrimonio.

También los esfuerzos deben orientarse en comentar todos los enfoques técnicos o terminología especializada que pudiera traer dudas a la población sobre la Ley, explicar las novedades que trae consigo, la importancia de su acatamiento, en pos del entendimiento colectivo de la nueva legislación. En ese sentido, los medios de comunicación desempeñan un papel fundamental.


No hay que llegar a vías penales para crear en la población conciencia de protección a sus bienes patrimoniales (Jessica Mesa/Cubahora)

Para crear en la población conciencia de protección a sus bienes patrimoniales debe propiciarse la implementación de políticas culturales, una revolución ética que haga efectivo el derecho de las personas al respeto pleno del patrimonio material e inmaterial, que además, es de todos. Y las personas deben ser conscientes de eso.

La existencia de una Ley, si bien asegura poner en blanco y negro la necesidad de preservar nuestras riquezas culturales, los mecanismos para hacerlo y las consecuencias de quebrantar estas disposiciones, no asegurará la preservación.


La actualización de las normativas relacionadas con la protección dle patrimonio es fundamental, al igual que la responsabilidad ciudadana  (Jessica Mesa/Cubahora)

Comprender cuanto antes el papel de cada uno de nosotros en ese empeño es primordial, acatar y velar porque se respeten las normas jurídicas es impostergable. De ese dependerá en buena medida la salvaguarda de nuestra memoria histórica. En eso nos va la identidad de un país.

OTROS CUERPOS LEGALES PARA LA PROTECCIÓN DEL PATRIMONIO EN CUBA


Compartir

Jessica Mesa Duarte

Periodista y escritora de guiones radiales.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos