martes, 21 de mayo de 2024

Para visibilizar el cine hecho por mujeres cubanas

La Asociación de las Realizadoras Cubanas “Sara Gómez”, proyecto del ICAIC, fue fundada en primera instancia con el nombre de Mediateca de la Mujer Realizadora...

Maya Ivonne Quiroga Paneque en Exclusivo 06/07/2013
0 comentarios
Sara Gómez, realizadora cubana
Sara Gómez, realizadora que dio nombre a la Asociación.

Las realizadoras cubanas cuentan con una organización que las respalda y apoya. Lleva con orgullo el nombre de Sara Gómez (1942-1974), primera directora cubana de un largometraje de ficción, reconocida por el nuevo cine latinoamericano y autora de una filmografía donde está presente la conciencia de ser mujer, el peso de la marginalidad y el racismo.

Fundada en primera instancia con el nombre de Mediateca de la Mujer Realizadora, a partir de ahora se nombrará Asociación de las Realizadoras Cubanas porque, al decir de su presidenta Marina Ochoa, “una mediateca es algo pasivo para el archivo, la conservación y la restauración de obras cinematográficas”.

El director general de la asociación es el investigador Luis Notario. La actriz Mirta Ibarra fue seleccionada como miembro de honor del Comité, que además está integrado por la realizadora Gloria Rolando, Danae Diéguez; profesora universitaria y especialista en temas de género, así como por la prestigiosa guionista Xenia Rivery Arboláez.

Una muestra del reconocimiento internacional de que goza la asociación cubana es su inclusión en la Women in Film and Television International (WIFTI), como único país del campo socialista invitado y aceptado por esa importante organización.

La asociación cubana es el resultado de un viejo sueño de Marina Ochoa, realizadora, guionista y periodista. Nació durante el rodaje en Los Angeles (Estados Unidos) de su documental sobre los niños cubanos víctimas de la Operación Peter Pan.

El propósito de la rebautizada institución es sacar de la invisibilidad las obras de mujeres imprescindibles para el cine cubano como Marisol Trujillo, Rebeca Chávez, Sara Gómez, Gloria Rolando, Lourdes de los Santos, junto a otras que integran las más nuevas hornadas de realizadoras del patio.

Otro objetivo de la asociación es el acceso de las mujeres a concursos internacionales, a la dirección de largometrajes de ficción, el financiamiento de una página web donde aparezcan el currículo, una foto de la realizadora, sinopsis de sus obras con la correspondiente ficha técnica así como publicaciones especializadas en el séptimo arte.

“Cualquier mujer libre y voluntariamente, avalada por una obra puede pertenecer a la asociación. No queremos caer en ningún tipo de paternalismo, pero si darles herramientas a las realizadoras, impartirles un curso metodológico sobre cómo acceder a financiamientos internacionales. Vamos a democratizar el acceso a la información”, explicó Marina.

La diseñadora Miriam Dueñas, quien desde la década de 1970 ha contribuido a la visualidad del cine y el teatro cubanos, mostró su disposición para contribuir con sus saberes al funcionamiento de esta organización que comienza a dar sus primeros pasos.

Como parte de las acciones afirmativas de género que se ha propuesto realizar la asociación, próximamente pondrán a disposición de las interesadas la convocatoria de un concurso para becas de creación que comprenda largometrajes, cortos y documentales de ficción.

El jurado estará presidido por Xenia Rivery Arboláez, coordinadora de la Cátedra de Guión en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños.

Lo más novedoso que propuso la joven realizadora avileña Maryuli Alfonso, autora del corto de ficción Misericordia, fue la realización de un Kino Eva, modalidad de trabajo que consiste en la creación de equipos técnicos que, en solo cinco días, deben realizar varias obras audiovisuales.

El Kino Eva se propone romper las barreras intergeneracionales al incluir a realizadoras de la vieja y nueva escuela. En los equipos podrán participar también hombres aunque la directora sería siempre una mujer.

Según explicó Tatiana Villegas, especialista cultural de la Oficina Regional de la Unesco para América Latina, esa organización cuenta con un fondo destinado a la defensa de las industrias culturales, al que también podrán acceder las realizadoras cubanas miembros de la asociación.

La asociación cubana además recibió la propuesta de hacer programas para algunas universidades en los Estados Unidos, algo que está sujeto a estudio debido a las regulaciones que impone el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la Mayor de las Antillas por el gobierno norteamericano.

 


Compartir

Maya Ivonne Quiroga Paneque

Periodista, locutora, guionista y directora de radio y televisión


Deja tu comentario

Condición de protección de datos