martes, 28 de mayo de 2024

Einstein, el examen de Español y la polémica que no debiera morir

Eliminar la lengua materna de las pruebas de acceso a los IPVCE pudiera traer consecuencias a largo plazo...

Mayra García Cardentey en Exclusivo 25/04/2018
4 comentarios
Lengua materna-pruebas de acceso a los IPVCE
Los estudiantes universitarios como consecuencias de limitados aprendizajes en la lengua materna, aún afrontan dificultades. (Foto: Nelson Rodríguez Roque/ Cubadebate).

Si Einstein, en un ejemplo hipotético e históricamente improbable, hubiera nacido en la Cuba del siglo XXI, y realizara la prueba de Español para ingresar a algún Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE), de seguro estaría desaprobado.

De hecho, el físico alemán obtuvo una calificación deficiente en una asignatura de letras que le impidió entrar, en un primer intento, al Instituto Politécnico de Zúrich.

Pero ni aun así el reconocido científico renunció al conocimiento proporcionado por la literatura. En su propia autobiografía relató cómo la constante lectura le motivó un cuestionamiento perenne a la religión, el Estado y la autoridad.

Fue también un lector voraz de filosofía, desde Marx, Engels, hasta Kant y Spinoza. Incluso, pocos deben saber que entre sus lecturas favoritas estaban los clásicos, especial lugar para Cervantes.

Por supuesto. Ni Einstein era cubano, ni dominaba el español. Aunque el ejemplo de marras pudiera ilustrar esa siempre polémica y dicotómica relación Ciencias Exactas-Humanidades en las que muchos se empeñan en eliminar a una u otra.

Más en estos días cuando las redes sociales protagonizaron un interesante debate sobre la eliminación de la prueba de español para el ingreso a los IPVCE

LO QUE DICE EL MINISTERIO Y LA ACADEMIA

Según explicaron autoridades del Ministerio de Educación desde el pasado curso se optó por “realizar pruebas muy similares a las que se hacían cuando estos centros se inauguraron”. En ese caso los estudiantes examinarían Matemática, Historia y una tercera opción entre las asignaturas de Física, Química o Biología.

Forma parte de la estrategia ministerial “rescatar los objetivos fundacionales de estos centros”. De igual forma, insistieron los funcionarios que la decisión se basó en opiniones de los propios docentes y de las organizaciones estudiantiles.

En ese sentido, aclararon que aunque no se realiza un examen de Español, en el resto de las pruebas se evalúan aspectos como la redacción y la ortografía.

Por supuesto, la Academia Cubana de la Lengua no demoró en manifestar su desacuerdo: su junta de gobierno insistió, en carta abierta, que la fuente de conocimiento pasa necesariamente por el dominio del lenguaje. “Se piensa en esta lengua, se observa en la lengua, se trabaja en la lengua, se hace ciencia en la lengua. De ahí que si queremos formar científicos cabales no podamos descuidar este aspecto”.

La misiva recalcó en las deficiencias que poseen hoy estudiantes universitarios como consecuencias de limitados aprendizajes en y sobre en la lengua materna. “Aún afrontan dificultades en el manejo de su instrumento expresivo, no solo ortográficas, sino de calidad de las ideas, de coherencia y cohesión”.

LO QUE DICE LA GENTE

Opiniones encontradas circularon desde mediados de abril por las redes sociales. Unos usuarios a favor, y otros en contra de eliminar la prueba de Español, brindaron argumentos e impresiones.

En su mayoría manifestaron el desacuerdo por la decisión ministerial de renunciar a un componente no solo lingüístico sino patrimonial, identitario y simbólico.

Muchos coincidieron que la lengua materna representa una habilidad profesional indispensable para comunicar, pensar, analizar, hallar cualquier razonamiento lógico en diversas materias.

Pero la polémica ya se enfría. Al debate sobre la pertinencia o no de eliminar la prueba de ingreso de Español para el acceso a la Vocacional se lo tragaron otras circunstancias mediáticas de mayor envergadura. La recién constituida nueva legislatura de la Asamblea Nacional, la elección del nuevo presidente resultaron más importantes que la polémica de marras.

Y es una lástima. No porque los restantes acontecimientos carezcan de mayor trascendencia. Sino que un análisis más profundo sobre el tema quedó en deuda. Y parece que la polémica en las redes sociales no resultó suficiente como para revertir tan cuestionada decisión. 

¿Quiénes sufrirán las consecuencias? Todos. Los estudiantes, los profesores, la familia, la sociedad.

Los estudiantes porque ante menos requerimientos, sabrán obviamente menos. Los profesores que si hoy asisten a ejemplos bárbaros de mal empleo del lenguaje en sus alumnos, luego de esta medida deberán dar en las propias clases de Matemática lecciones de ortografía. La familia porque, sin duda, deberán pagar profesores particulares para que el hijo o hija logre alcanzar un nivel medianamente decente ante las pruebas de ingreso a la universidad que sí mantienen la obligatoriedad del Español. La sociedad que tendrá cada vez más personas menos cultas y más desnaturalizadas de su lengua materna.

Pero esas son solo especulaciones. ¿Algunos datos precisos? Más del 70 por ciento de los alumnos de Periodismo provienen de los IPVCE; en el caso de los estudiantes residentes fuera de la capital superan el 90 percentil quienes se graduaron de estos centros.

¿Qué significa? Que las mejores y más selectivas carreras de Humanidades y Ciencias Sociales son adquiridas por egresados de estas instituciones educativas.

Entonces, con esta medida: ¿Se renunciará en la matrícula de los IPVCE a aquellos que prefieran perfiles más humanistas? ¿Los que accedan a las Vocacionales mediante estas pruebas de Ciencias Exactas no podrán después aspirar a carreras diferentes?

En una época donde se convoca a revitalizar las Vocacionales de todo el país, una medida como esta resta popularidad a estos centros, y lejos de convertirlos en instituciones exclusivas las convierte en centros posiblemente excluidos de las opciones de cientos, miles de educandos.

Querer adjudicar funciones primigenias a institutos que hace años no las cumplen es como desear vivir en retrospectiva. La educación no vive del vintage. Se acomoda o perece.

Pero bueno, eso último lo digo yo, que ni soy ministra, ni académica de la lengua. Una simple periodista que hizo tres pruebas de ingreso para la Vocacional, estuvo en preselección nacional de Biología, en preparación de concurso de Matemática y terminó estudiando Periodismo.

Si fuera Einstein, entonces sería otra cosa.


Compartir

Mayra García Cardentey

Graduada de Periodismo. Profesora de la Universidad de Pinar del Río. Periodista del semanario Guerrillero. Amante de las nuevas tecnologías y del periodismo digital.

Se han publicado 4 comentarios


senelio ceballos
 2/5/18 2:20

GUSTAVO!!...Yo creo q ue si mi hijo quiere una carrera..INGENIERIA....debe hacer examanes fuertes de FISICA-QUIMICA y MATEMATICA...Ortografia, espannol , historia es para otras especialidades..Por ej....PERIODISMO, RELACIONES INTERNACIONALES etc......Si un chico que ya  tenga  mas de 9 no grado....Debe leer...leer...leer..leer  Es la mejor forma de mejorar su ortografia, redaccion e interpretacion etc.....QUIERES HACER UNA  PRUEBA?...Salga a la calle y preguntad  a los chicos....que juegan en los parques y calles...CUANTOS LIBROS LEEN AL  MES?.......Cual fue el ultimo LIBRO- DEBATE en su aula o circulo de interes?...Sobre digamos LA GUERRA Y LA PAZ......AGATA CRISTY........LA HISTORIA ME ....etc...Pregunte Ud estimada autora...Lic.Mayra, Gustavo y mis oponentes aqui!!!!!!....Cuba en mi ERA de Joven...ocupaba el primer lugar de sociedad...que mas leia...EN CENTRO AMERICA!!!!....Porque nuestros profesores nos guiaban a leer, leer,lerr,leer...Hoy  los padres mas se interesan / se preocupan que el chico a los 7 annos tenga un telef-mobil..NO HAN LEIDO NI UN LIBRO......CARAYYYYYYYYY!!  El guajiro farruco con uds y vuestros comentarios aqui y otros foros.....El mundo es otro!!!! cada dia.....SE hace mas fuerte  la competencia entre especilaistas!!!!!

aray castillo
 26/4/18 10:44

Muy bien por la periodista, y creo sinceramente que este articulo merece ser publicado en otros sitios informativos , porque realmente veremos morir nuestra lengua materna y lo mas triste de todo esto es que en pocos años estaremos frente a la ignorancia verbal y cursiva de nuestro pueblo .

Rolando
 26/4/18 7:40

Excelente articulo al que se seguro haran oidos sordos, no podemos caminar hacia la involucion de la sociedad, con perdida de valores, de conociminetos, aptitudes y habiliadades .

gustavo
 25/4/18 13:01

¿También quitar español de entre los exámenes de ingreso? La pregunta es: ¿dónde estaremos yendo a parar por este camino minimalista?

Deja tu comentario

Condición de protección de datos