viernes, 21 de junio de 2024

Al rescate de la cultura vasca en Cuba

Diálogo con el profesor estadounidense William A. Douglass sobre la significación del texto Vascos en Cuba...

Edel Lima Sarmiento en Exclusivo 26/06/2016
0 comentarios

La presencia vasca es innegable en Cuba. Desde el descubrimiento de la isla por Cristóbal Colón en 1492, cuando algunos de los marineros que lo acompañaban eran de esa región del norte de España, hasta nuestros días, en que no son pocos los descendientes de aquellos inmigrantes peninsulares tan particulares que transitan por nuestras calles, la huella de los vascos, pese a no haber sido ellos numéricamente significativos dentro de la emigración española a estas tierras, es apreciable en la historia y la cultura cubanas.

Un nuevo libro viene a demostrarlo. Se presentó hace apenas unos días, sin algarada mediática, en el Colegio Universitario de San Gerónimo, en el mismo corazón de La Habana Vieja. Se trata del texto Vascos en Cuba, fruto de las ponencias presentadas en el XI Seminario Internacional Euskal Herria Mugaz Gaindi, celebrado en enero de 2015 en la capital cubana.

A la presentación del texto acudió el profesor estadounidense William A. Douglass, coordinador del título y uno de los pioneros de los estudios vascos en la diáspora, quien esta vez no ha tenido que venir a escondidas a La Habana, como en ocasiones anteriores, porque ya el Gobierno de Estados Unidos autoriza los contactos académicos entre los dos países. Cubahora aprovechó esta oportunidad para intercambiar algunas impresiones con él sobre la significación del libro y la importancia de proseguir los estudios que permitan apreciar los vínculos históricos entre el País Vasco y la isla.

 “Cuba ocupa dentro de la historia vasca en Latinoamérica un puesto único y profundo desde el primer momento. Es la vida del emigrante modesto que ha venido de lejos a trabajar en el campo, o del que triunfa y llega a ser comerciante u obispo”, expresó Douglass.

Reconoció su alegría por la calidad del texto y la seriedad con que habían trabajado los investigadores participantes en él, la mayoría jóvenes, quienes tienen una carrera por delante, insistió. “Hace año y medio del Seminario Internacional aquí, y tener dos versiones de los resultados, una en español y otra en inglés, son un gran logro en nuestro mundo académico”, expresó.

Consideró el texto un triunfo personal para él, que primero pensó en emprender un estudio individual sobre los vascos en Cuba, pero luego se dio cuenta de que era más fácil de manera colectiva, porque “a un setentón como a mí se me está acabando la estancia en este planeta”, dijo con fina ironía, al estilo inglés, como riéndose de su futura suerte.

Vascos en Cuba recoge veinte pequeños ensayos que tratan, entre muchos temas históricos, el peso de los vascos en el tráfico de esclavos al Caribe, su influencia en la política cubana y participación en las guerras de independencia, así como su huella en varias regiones de la isla como Pinar del Río, La Habana, Cienfuegos, Villa Clara y Santiago de Cuba.

También hay aproximaciones desde la literatura, por ejemplo, estudios sobre un poema de Agustín Acosta dedicado al emigrante vasco, sobre la novela cubana El caudillode Francisco Ulacia y los vínculos entre Hemingway y los de esa región norteña de la Península Ibérica. Cierra el volumen un trabajo de más actualidad que aborda las relaciones contemporáneas económicas, institucionales, sociales y culturales entre el País Vasco y Cuba.

El texto es también un homenaje a Jon Bilbao, quien publicara junto con Douglass, en 1975, Vascos en el Nuevo Mundo, considerada una obra icónica entre los investigadores de las causas y las consecuencias de la emigración vasca. Por cierto, Bilbao había vivido en La Habana en los pasados años 50, cuando aprovechó para escribir su libro Vascos en Cuba: 1492-1511y para crear la biblioteca del Centro Vasco en la isla.

“Conocí a Jon en una reunión de antropólogos americanos celebrada en Washington D.C. en el otoño de 1967. Para entonces yo llevaba solo unos meses en el puesto de coordinador del Programa de Estudios Vascos del sistema universitario de Nevada. Lo invité a Reno y tuvo tanto éxito que lo contratamos como profesor y se quedó con nosotros hasta que se jubiló”, expresó Douglass sobre el que considera uno de los mejores amigos que ha tenido en la vida.

Habló del empeño de potenciar el rescate de la cultura vasca en Cuba, por medio de la recogida de testimonios orales a descendientes y la digitalización de fotos, cartas y otros documentos. “Es mucho lo que podemos hacer juntos en este empeño, con el apoyo de la Universidad de Nevada, Reno, el Gobierno vasco y la Asociación Vasco-Navarra de Beneficencia de La Habana”, señaló.

De seguro esa cooperación será muy necesaria para rescatar historias de familias, la evolución de la pelota vasca aquí y otros temas que esperan por el ojo curioso del investigador, para estrechar las distancias entre Cuba y el País Vasco, pueblo que, como decía el escritor argentino Jorge Luis Borges, ha vivido al margen de la historia, pero indudablemente ha extendido su huella cultural mediante sus emigrantes por muchos confines del mundo.

Recuadro 1: William A. Douglass (Reno, Nevada, 1939), Doctor en Antropología Social por la Universidad de Chicago, y especializado en el estudio de la sociedad rural vasca y de la emigración vasca en Estados Unidos, Latinoamérica y Australia. En 1967 fue encargado de la fundación del Primer Programa Universitario de Estudios Vascos, el Basque Studies Program de la Universidad de Nevada-Reno, convertido años después en el Center for Basque Studies. Entre sus obras se pueden mencionar Global Vasconia: Essays on the Basque Diasporay Basque Culture: Anthropological Perspectives. Por su labor, ha recibido importantes distinciones y reconocimientos del Gobierno vasco.

Recuadro 2: El País Vasco es una comunidad autónoma española, situada en el extremo nororiental de la franja cantábrica. Está reconocido como nacionalidad histórica por su Estatuto de Autonomía. Lo integran las provincias de Álaba, Guipúzcoa y Vizcaya.


Compartir

Edel Lima Sarmiento


Deja tu comentario

Condición de protección de datos