viernes, 3 de febrero de 2023

55 años de libros cubanos

Una de las primeras medidas tomadas por el gobierno revolucionario fue la creación de una imprenta para facilitar la lectura a los cubanos...

Javier Montenegro en Exclusivo 31/03/2014
0 comentarios
quijote
El Quijote fue el primer libro impreso tras el triunfo de la Revolución.

La premisa "No te pedimos cree, sino lee", se puso bien rápido de manifiesto en los primeros días de la Revolución Cubana: el 31 de marzo del 1959 se fundó la Imprenta Nacional de Cuba a través de la Ley 187 del Gobierno Revolucionario. Se daban los primeros pasos hacia la alfabetización y la cultura, pues en esta se editaron los folletos, los manuales y las cartillas Alfabeticemos y Venceremos de la Campaña Nacional de Alfabetización de 1961.

En aquel momento, en Cuba vivían cerca de seis millones de personas de los cuales un millón eran analfabetos y dos millones apenas vencían el tercer grado de escolaridad. Antes del 1959, las bibliotecas personales eran un lujo de los más poderosos y el consumo de libros per cápita era de 0,2 por año, o sea, 1 de cada 5 cubanos se leía un libro cada 365 días.

El primer libro impreso fue una de las obras cumbres de la literatura hispana: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, dividido en cuatro tomos y con ilustraciones de Gustavo Doré y Pablo Picasso. Su precio: 25 centavos. Con esta, se inauguró la colección Biblioteca del Pueblo, destinada a los clásicos de la literatura universal.

Alejo Carpentier estuvo al frente de la institución durante los primeros años e impulsó la publicación masiva de libros. Después del Quijote, se imprimieron antologías de poéticas de Rubén Darío, César Vallejo, Pablo Neruda y Nicolás Guillén, tres tomos de la Antología de Poesía Cubana, a cargo de Lezama Lima, además de las novelas Doña Bárbara de Rómulo Gallegos, A sangre fría, de Truman Capote y Un amor de Swan, de Marcel Proust.

En 1962 la Imprenta Nacional de Cuba se convirtió en la Editora Nacional y Carpentier se mantuvo en la dirección de esta institución durante cuatro años. Cinco años después se creó el Instituto Cubano del Libro y se conformó un sistema de editoriales nacionales y provinciales para cubrir tanto las necesidades de los lectores como para dar cabida a los escritores de diferentes provincias y a los distintos géneros literarios.

En Cuba, la literatura goza de bastante popularidad, un ejemplo lo hallamos en la Feria Internacional de Libro. En la edición de este 2014, se vendieron cerca de un millón 100 mil ejemplares de textos presentados por las editoriales del país. En total, cerca de 70 mil títulos de escritores cubanos y de otras nacionalidades han sido publicados en el país después del triunfo de la Revolución. En 1981 fue declarado el 31 de marzo el Día el Libro Cubano como homenaje a la creación de la Imprenta Nacional de Cuba en 1959.

 


Compartir

Javier Montenegro

Amante del fútbol desde el 4 de julio de 1998 y escribidor del más universal hasta el último día...


Deja tu comentario

Condición de protección de datos