domingo, 14 de julio de 2024

Traigo al banco en mi bolsillo

Se incrementan las facilidades para realizar gestiones y se amplían las formas de pago a través de tarjetas magnéticas, pero no todo es color de rosa...

Elba Maité Rizo Cedeño en Exclusivo 13/10/2018
1 comentarios
Cardmagneticas
Tener una tarjeta bancaria del BPA es un gran beneficio.

Recuerdo de niña las libretas de ahorro del banco, verdes, color esperanza, y las ansias de tener una. Me parecían de gente importante, grande. Luego, en las películas, los de “cuello blanco” sacaban sus tarjetas de crédito y realizaban de forma tan simple sus pagos en cualquier sitio, se veían cómodas, fáciles de transportar y sobre todo seguras.

En el proceso de informatización de la sociedad cubana los bancos son una de las instituciones que marchan a la avanzada, tal es el caso del Banco Popular de Ahorro (BPA) (el de la familia cubana) y sus mejores pasos han estado marcados por las tarjetas magnéticas.

Entre sus modalidades está la domiciliación de empresas, proceso a través del cual los trabajadores estatales reciben su salario en la tarjeta; el pago de las pensiones a los jubilados; las cuentas de ahorro y las destinadas a los Trabajadores por Cuenta Propia (TCP).

MEJOR QUE EN LAS PELÍCULAS

Las tarjetas son más que una cuestión de estilo, o de películas, y en nuestro país tal vez no guardemos millones pero todos tenemos acceso al servicio con el cual se evita traer dinero en efectivo encima; con ellas el cliente puede efectuar los pagos en cualquier establecimiento donde estén instalados los Terminales de Punto de Venta (TPV), que son simplemente esas máquinas pequeñas de las tiendas en las cuales se introduce el “cartón mágico”.

Si preguntaras a diez de tus conocidos ¿qué cosas eliminarían de su cotidianidad? Probablemente… once te dirían que las colas, pues, ¡cashán!, como por arte de magia y con un poco de tecnología las tarjetas magnéticas solucionan en gran medida ese problema, pues desde un cajero pagas la electricidad, el teléfono, los impuestos de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT), transfieres saldo a otras cuentas aunque no pertenezcan al BPA, realizas cambios de monedas, al igual que en las Casas de Cambio (Cadeca), y permite consultar los últimos movimientos financieros.

Para extraer dinero se puede realizar la operación en los bancos y las Cadecas, pero la opción de mayor comodidad son los cajeros automáticos, dispuestos en varias ciudades del país y con funcionamiento las 24 horas ¡durante todos los días del año!

Las facilidades se incrementan cada vez más y ahora las formas de pago se amplían, ni siquiera precisas salir de casa para realizar todas esas fatigosas gestiones, si tienes Nauta Hogar, claro, si no desde cualquier zona con conexión wifi solo con el móvil o una computadora puedes acceder a dos nuevos canales: Banca Móvil y Banca Remota.

DESDE EL CELULAR

Toda persona con una tarjeta bancaria y un celular, y no es requisito tener sistema operativo Androide, aunque si más fácil, es un usuario potencial de esas modalidades de pago, según refirió en una entrevista Isabel Rosales Herrero, especialista en Banca en el oriental territorio, a lo que agregó que a través de códigos, en el caso de los teléfonos menos actualizados, y con una aplicación para los usuarios de Androide, se registra la tarjeta y desde allí puede realizarse todas las operaciones disponibles en los cajeros.

Por su parte, Banca Remota es una página nacional a la cual se puede acceder desde la intranet en una computadora y tiene mayores opciones, entre las que se incluyen: revisar las tasas de cambio diario de Cadeca, imprimir comprobantes, consultar los productos bancarios (deudas, créditos, cuentas vigentes…), incluso, puede cambiar las claves de su cuenta.

Otro de los beneficios de tener una tarjeta bancaria del BPA es su descuento: ¡un cinco por ciento menos si pagas cualquier producto con ellas! Con el objetivo de fomentar su uso y evitar que medie el dinero en efectivo, los bancos asumieron esos porcentajes para estimular el pago con los “cartoncitos mágicos”, explicó la especialista, cifras que pueden incrementarse en fechas como el Día de las Madres.

Entre las estrategias que se llevan a cabo en la provincia de Granma para fomentar el uso de las tarjetas magnéticas del BPA está la instalación de buzones en las sucursales del territorio, supervisados por trabajadores bancarios, y en los cuales los clientes depositan una tarjeta diseñada para que dejen los datos necesarios allí (nombre, número de carnet de identidad, dirección y teléfono), esa información es procesada y el interesado solo debe volver a la sucursal cuando sea citado para recoger la tarjeta, firmar los contratos y pagar los 50 centavos (0.50) que cuesta, depende de la moneda en que se haga, precisó la especialista.

Se espera que paulatinamente el oriental territorio incremente el número de cajeros automáticos, los cuales son insuficientes de acuerdo con la población que utiliza las tarjetas magnéticas.

LOS FALLOS EN EL HECHIZO

Pero en esta historia falta mucho todavía para llegar a un final feliz, y la población emite reiteradas quejas sobre las trabas para pagar con tarjetas en las tiendas o los errores al realizar las transferencias desde el teléfono.

Uno de los planteamientos recurrentes es que las terminales de puntos de venta, también conocidas como POS, no funcionan o se demoran mucho las respuestas, incluso, algunos dependientes evitan la prestación del servicio, lo cual atenta contra el uso efectivo de esa tecnología.

Amanda Coello, cliente del BPA en Granma, explica que hace pocos días realizó el pago de la tarifa telefónica desde su dispositivo móvil, y casi le subió la presión arterial cuando recibió la notificación que le comunicaba el éxito de su transferencia por un monto de 600 pesos, cuando ella solo había indicado 87, afortunadamente fue un error en el sistema y su saldo se mantenía intacto; pero como esa son normales las historias entre los usuarios.

En el caso de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), cada vivienda tiene asignado un código, y entre los problemas más frecuentes en el oriental territorio a la hora de pagar con tarjeta se encuentra que algunas personas al confundir uno de los dígitos pagan la cuenta de otra casa, o realizan la liquidación de la misma factura varias veces.

Todavía falta mucho para que la población gane en seguridad y confianza con el uso de ese nuevo dispositivo, pero es un canal de pago muy fácil a la hora de identificar todos los movimientos de la cuenta (lugar, horario de las transacciones…), además de un mecanismo para que el cliente no pierda y pueda ayudar en caso de reclamaciones, asegura Rosales Herrero, quien afirma que en la mayoría de los casos los errores se producen por descuidos de la población a la hora de marcar los códigos, pero los usuarios afectados por irregularidades de ese tipo siempre reciben su dinero.

El servicio se encuentra en fase de perfeccionamiento, y los programadores trabajan actualmente en corregir las fallas y facilitar otras operaciones.

La provincia de Granma, con solo ocho cajeros automáticos, es una de las que más tarjetas magnéticas emite, sobre todo para jubilados, trabajadores por cuenta propia, ahorros y nóminas; las cifras actuales ascienden a más de 76 200 desde que comenzó a prestarse el servicio; y en lo que va de año se han entregado más de 20 000, precisó Herrero.

Los territorios con mayores índices de tarjetas en el país (acordes a su población, cantidad de cajeros y desarrollo económico) son Santiago de Cuba, Holguín, Villa Clara, y Camagüey.


Compartir

Elba Maité Rizo Cedeño

Periodista

Se han publicado 1 comentarios


waldo
 11/3/19 15:48

Muy buena opcion pero existen aun lugares donde no hay los suficientes cajeros y las colas son grandes porque existe mucha poblacion,sera que esos equipos son tan caros que no se pueden adquirir suficientes.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos