viernes, 21 de junio de 2024

“Lo que publicas en internet se queda para toda la vida”

En internet como en la vida real debemos conocer a quienes nos acercamos, la información que les compartimos a todos incluso filtrar la información que es o no relevante para mí...

Martha Luisa Gala Rodríguez en Exclusivo 30/11/2021
0 comentarios
Redes sociales en móvil
Las redes sociales no son malas, siempre y cuando la usemos consciente y coherentemente

“No estoy en redes sociales porque no me siento segura. No me gusta publicar nada porque no me da seguridad. Ya estoy cansada de estar en las redes sociales porque son puramente memes o chismes. Las redes sociales son malas. Me robaron toda mi información.” Estas son algunas frases de las que usualmente escucho de aquellos que rechazan de una u otra manera su presencia en redes sociales.

Y claramente sus razones tienen, pero yo les pregunto ¿Qué tipo de información publicas? ¿Qué configuración de la privacidad tienes? ¿A quiénes aceptas como amigos? ¿A quién sigues? Y la respuesta a todas mis preguntas es: “No sé, ¿Cómo se hace?”

En internet como en la vida real debemos conocer a quienes nos acercamos, la información que les compartimos, e incluso filtrar la información que es o no relevante para mí.

Lo primero que debemos entender es que Facebook, Twitter, Telegram, YouTube o Instagram (y cualquier otro sitio web que nos permita relacionarnos con otras personas) son solo plataformas digitales que facilitan la interacción con cientos, miles o millones de personas aun cuando no le conocemos. Lo cual te permite crear una red social con todas esas personas entorno a uno o varios temas, tal y como funciona en la vida real, solo que va más allá de un entorno físico.

Dicho esto, el problema no es totalmente de las plataformas de redes sociales virtuales, sino de nosotros, sus usuarios. Y digo totalmente porque para nadie es un secreto que usan toda la información que brindamos para sus beneficios. Así que hablemos de responsabilidad personal con la seguridad de la información que vamos dejando en nuestros perfiles de redes sociales.

Socializar en internet no significa llevar el 100% de tu vida a las redes sociales, las cosas verdaderamente importantes no son para compartir. Por ejemplo, al crear un perfil en redes sociales te pide: nombre, correo, número de teléfono, lugar donde vives, en que has trabajado, a que te dedicas, en el caso de Facebook hasta te permite asociarte con tu familia incluido el grado de consanguinidad.

Los datos de: nombre, número de teléfono y correo, son importantes para la recuperación y registro a tu perfil cada vez que quieras entrar, pero eso no significa que sea necesario que los últimos dos estén visibles para todo el mundo. ¿Ah, se puede ocultar? La respuesta es SÍ, solo tienes que revisar bien en el apartado de configuración de la información o en Privacidad y seguridad.

En el caso de la información adicional como direcciones, trabajos, niveles escolares o familiares, se usan para “que no te pierdas nada de lo que se publique asociado a esa información”. Por ejemplo, seguramente ya te diste cuenta que no te pierdes ninguna publicación de esas personas que declaraste como familia. O que te llegan sugerencias de amigos del pre, del trabajo, o de la zona donde vives.

¿Es magia? pues no, es inteligencia artificial. Los algoritmos de las redes sociales están diseñados para acercarte a las personas que “conoces” y lo hace a partir de la información que publicas. Pero no es necesario poner “estoy en mi casa (e incluir la dirección exacta)”, o poner cada compra que haces, o incluso hay personas que tienen su número de cuenta de banco. Esa no es información para compartir, como no lo son fotos que sean comprometedoras, o información privada que no te pertenece.

Pero si tener cuidado con lo que publicas no es suficiente te dejamos estos 10 consejos para cuidar tu información en redes sociales:

  1. Configura quienes pueden ver, compartir o comentar tus publicaciones.
  2. Configura el nivel de accesos a la información de tu cuenta.
  3. Oculta toda la información personal como correos, número de teléfono, dirección.
  4. Selecciona minuciosamente lo que vas a publicar.
  5. En el caso de Facebook acepta amistad de personas que realmente conozcas. En el caso de otras redes sociales que no dependen de aceptar la solicitud, puedes eliminarlos.
  6. Evita participar en juegos de Facebook, son mayormente para recopilar información de las personas.
  7. Asegúrate de no dejar tu sesión abierta en un dispositivo de uso común con otras personas.
  8. Usa la autenticación en dos pasos que brindan todas las plataformas de redes sociales virtuales.  
  9. Usa contraseñas robustas haciendo combinaciones de números + mayúsculas y minúsculas + caracteres extraños y cámbialas mínimo una vez al año.
  10. No cliquees en ningún link extraño, recuerda que las plataformas sociales nunca pedirán tu usuario y contraseña de acceso a tu perfil.

Las redes sociales no son malas, siempre y cuando la usemos consciente y coherentemente. Nosotros, los usuarios, somos los máximos responsables de la información que publicamos. Establecer límites y reglas para ti y tu comunidad es saludable. Elegir como será tu circulo social en redes sociales es totalmente tu responsabilidad y la experiencia de usuario no será amarga sino satisfactoria.


Compartir

Martha Luisa Gala Rodríguez

Ingeniera de formación, estudiosa de las redes sociales por vocación. Siempre en la búsqueda de sacar mejor provecho de las plataformas sociales para los cubanos y encontrar el camino para juntos "Crecer con sentido".


Deja tu comentario

Condición de protección de datos