lunes, 24 de junio de 2024

La tierra y sus riquezas, patrimonio de la nación (+Infografía) (+Gráficos)

Preservar el patrimonio geológico de Cuba y aprovechar bien los recursos minerales se encuentra dentro la política a seguir del país…

Laydis Soler Milanés en Exclusivo 05/12/2019
0 comentarios
Minería Cuba
Gracias a la investigaciones se han ejecutado desarrollar proyectos mineros que aportan a la economía nacional

La constitución geológica de Cuba es de las más complejas de la región caribeña. Desde hace siglos sus riquezas naturales han sido objeto de numerosos estudios que han contribuido a determinar lugares de gran importancia económica y científica para el país.

Destacan en su composición yacimientos de rocas y minerales industriales como arcillas, mármoles, cuarzo y caolín; también metales como el cobalto y el níquel, este último el más importante de la industria minera. 

Al principio, el interés por nuestro suelo estuvo sujeto a su valor económico. De hecho, los primeros en explorar las tierras fueron los colonos españoles, con el objetivo de encontrar oro como en el resto de los países de América Latina.

Posteriormente, durante la neocolonia, las industrias se lanzaron en una carrera por descubrir y conquistar sitios geológicos estratégicos para la explotación minera. A esa labor contribuyeron científicos de diversos países, principalmente holandeses y estadounidenses.

Aunque no fue hasta después del triunfo de la Revolución que se habla de patrimonio geológico.

PRESERVACIÓN DEL PATRIMONIO GEOLÓGICO CUBANO

 En 2004 se aprueba la “Política para el perfeccionamiento de la actividad de investigación geológica e implementación del Servicio Geológico de Cuba”, primera y única política que regiría los avances en cuanto a exploración geológica y sus futuros usos económicos.

Coordinada por el Ministerio de Energía y Minas, sus objetivos centrales son: la preservación del patrimonio geológico, generar y proveer el conocimiento geológico del territorio nacional con el fin de incrementar los recursos y reservas de materias primas minerales;  además de contribuir a su uso eficiente.

El sistema de áreas protegidas creadas en Cuba y el trabajo de cartografiar el país y sus recursos, forman parte de la intención de preservar lo que la tierra guarda de valioso, tanto desde el punto de vista de la explotación minera como del científico.

Según el MINED y el Servicio Geológico de Cuba (IGP) los geositios se evalúan según los siguientes parámetros: 1) Representatividad 2) Valor científico 3) Valor histórico 4) Importancia didáctica 5) Valor estetico para el turismo 6) Rareza 7) Irrepetibilidad 8) Vulnerabilidad 9) Tamaño 10) Accesibilidad.

 

Destaca en la aplicación de la política un minucioso inventario de los geositios en el país. Estos lugares son de interés ambiental y científico, aunque no por ello se descarta su valor económico, en el sentido de que pueden ser reservas naturales que permitan el turismo. Esto último beneficiaría no solo a nivel de país sino también a las localidades donde se encuentran ubicados.

 El MINED y el Servicio Geológico de Cuba también señalan otro de los programas relacionados con la exploración de los suelos. Se trata de elaborar grandes cartografías geotemáticas capaces de ubicar con exactitud dónde se encuentran determinados recursos minerales en el archipiélago. Un ejemplo de ello es el finalizado Mapa metalogénico de Cuba.

Gracias a la investigaciones realizadas se ha podido avanzar en el conocimiento de la geología cubana y desarrollar proyectos mineros que aportan a la economía nacional.

AVANCES EN LAS INVESTIGACIONES GEOLÓGICAS

En los últimos 5 años se ha recuperado a un 24 % como promedio anual de las inversiones en proyectos de geología, destacan el  MINED y el IGP. Añaden además que en este 2019 la cifra ganada fue de 9,6 millones y en el 2020 se prevén unos 11,9 millones.

Numerosos proyectos se han desarrollado para llegar a ese valor el próximo año.

Ambas instituciones destacan los dedicados a la búsqueda y explotación minera de níquel, oro y cromo, así como múltiples trabajos dirigidos a garantizar materias primas para la producción local de materiales de la construcción en respuesta al programa de la vivienda.

En los últimos años se aprecia, mayormente, un crecimiento del presupuesto estatal para investigaciones geológicas y la cantidad de proyectos de este tipo, por lo que se evidencia el interés nacional en darle el valor que merecen a los recursos de nuestra tierra.


Compartir

Laydis Soler Milanés

Periodista, amante de la literatura y de la buena música.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos