sábado, 3 de diciembre de 2022

Cuba: lo que cuentan las cifras de la COVID-19

En el mes de mayo se reportó los números más altos de casos confirmados en lo que va de pandemia desde marzo del 2020...

Daniel de la Osa Camacho en Exclusivo 02/06/2021
0 comentarios
Gente con nasobuco en la calle
La responsabilidad social y el autocuidado siguen siendo parte de las herrmiantas claves para prevenir la Covid-19 y no volver a tener cifras similares a las de los meses de abril y mayo pasado.

Los pronósticos augurados, los partes de cada día y el incumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias, dibujan curvas peligrosas en el presente y futuro de Cuba en el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19. El mes de mayo mostró números que superaron a los reportados al cierre de abril. En este sentido, desde Cubahora volvemos a analizar la incidencia del nuevo coronavirus en el país.

En mayo se realizaron un total de 694 484 pruebas para detectar casos positivos a la COVID-19, 44 808 más que el mes de abril. Se estudiaron diariamente más de 20 000 test, exceptuando el 10 de mayo con 18 417. El número máximo de muestras analizadas en 24 horas se registró el día 7 de este mes: 24 777.

Sin dudas, el aumento de las pruebas realizadas permite identificar un mayor número de casos en un día. Esto, junto a los niveles de infección del nuevo coronavirus, se reflejan también en el aumento de casos confirmados en un mes.

De hecho, en el mes de mayo se diagnosticaron 35 701 casos positivos a la COVID-19, es decir, 4 355 casos más que en abril. Aumento que representa una positividad del 5,14 % en el mes. En habitual reunión sobre la actualización epidemiológica del país, el reporte presentado por el Ministro de Salud Pública mostró que los mayores niveles de transmisión se constatan en las provincias de La Habana, Santiago de Cuba, Mayabeque, Pinar del Río, Camagüey, Matanzas y Holguín, en las que se concentra alrededor del 81,8% de los pacientes reportados el mes pasado.

De este total de positivos, 34 077 fueron casos autóctonos y 1 644 importados. El aumento del número de los autóctonos en 3 312 con respecto al mes anterior incide en los niveles de infección del virus. De igual forma sucede con el incremento significativo de los casos importados (en 1 043) con respecto a su mes antecesor cuya principal fuente fueron los casos de viajeros cubanos procedentes de Rusia.

Un aspecto importante a analizar dentro de los casos confirmados es el de los que se diagnosticaron como asintomáticos, es decir, que los sujetos no presentaban ningún síntoma de la enfermedad, y que constituye una de las principales fortalezas del virus para incrementar sus niveles de infección. En este mes de mayo se diagnosticaron 1 883 casos más que en el mes de abril, o sea, un total de 16 061. Los números de asintomáticos estuvieron oscilando entre los 400 y 700 casos diarios. El máximo número se reportó el 9 de mayo con 713.

No obstante a estas cifras negativas, las altas médicas dadas en las últimas semanas del mes permitieron un balance con respecto a los casos confirmados activos. Un total de 34 864 altas fueron otorgadas en el mes de mayo.

El tema más doloroso dentro de estas cifras sigue y seguirá siendo el aumento del número de fallecidos. En total fueron 311 muertes, superando así en 82 al mes de abril, lo que determinó una letalidad del 0,87% en mayo. A diferencia de abril, no se reportaron casos pediátricos ni menores de 20 años en este indicador

Desde el pasado 12 de mayo se inició el proceso de intervención sanitaria en Cuba de manera que se pretende inmunizar los grupos y territorios de riesgo en aras de disminuir los niveles de contagio y letalidad. No obstante, la solución para detener la curva está, precisamente, en nuestras manos: el uso del nasobuco, el distanciamiento físico, acudir al médico ante cualquier síntoma y cumplir con todas las medidas higiénico-sanitarias establecidas es la clave.


Daniel de la Osa Camacho

Licenciado en Ciencias de la Información y Periodista de Datos


Deja tu comentario

Condición de protección de datos