domingo, 19 de mayo de 2024

Regresó la feria "El Trompo" para los niños cubanos (+Fotos)

Con talleres, juegos de participación y expo venta de productos se desarrolló, en la Estación Cultural de Línea y 18, la segunda edición de la feria infantil El Trompo...

Maya Ivonne Quiroga Paneque
en Exclusivo 21/04/2024
0 comentarios
Feria El Trompo
Juguetes, mini instrumentos musicales y títeres digitales forman parte de la línea infantil Biyaya, que pertenece al grupo de creación Katauro del Fondo (Maya Ivonne Quiroga Paneque / Cubahora)

En el contexto de la semana de receso docente, entre el 15 y el 21 de abril se desarrolló, en la Estación Cultural de Línea y 18, la segunda edición de la feria infantil El Trompo, organizada por el Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC).

Con entrada libre para los niños, los más pequeños de casa tuvieron acceso a juegos de participación, talleres, premiaciones de concursos, conciertos y presentaciones de artistas circenses.

“La feria retornó con lo que es su esencia: la recreación sana, la interacción, el espacio lúdico, aderezado, por supuesto, con una programación cultural y un segmento dedicado a la comercialización, que es la línea tradicional del Fondo, pero que no ha sido lo principal en esta edición”, destacó Martha Ivis Sánchez Ortiz, directora adjunta del FCBC.

La funcionaria del FCBC dijo que el evento respondió a una intención de la empresa de potenciar la producción nacional, dedicada al público infantil, que habitualmente es el menos favorecido en el sistema de ferias y eventos del Fondo.

Arianna Martínez, directora de comunicación del Consejo Nacional de Casas de Cultura, tuvo a su cargo la programación artística del evento. Explicó que por segunda ocasión, el Sistema de Casas de Cultura estuvo presente en El Trompo, con sus proyectos comunitarios de todos los municipios, promotores culturales, representantes de unidades artísticas y una muestra del trabajo de la Brigada de Instructores de Arte “José Martí”.

“Esta feria es una gran fiesta del movimiento de artistas aficionados y sirve como plataforma para que el público conozca lo que está haciendo desde las comunidades”, indicó Martínez.

Durante la semana actuaron los alumnos del grupo de teatro aficionado Olga Alonso, que lidera el Premio Nacional de Cultura Comunitaria Humberto Rodríguez. Además estuvieron allí el grupo Cubacirco Pioneril, las agrupaciones danzarias Pies de Ángeles, Paso a Paso, Flow Dance, el proyecto Habana Sueños, la Steel Band Habana y Moda Peque, con una pasarela infantil de prendas elaboradas a partir de materiales reciclados.

Carlos Gutiérrez, metodólogo de recreación física en el municipio Plaza de la Revolución, fue el encargado llevar a la feria exhibiciones de artes marciales, tablas gimnásticas, juegos de mesa como: dominó, damas, parchís y ajedrez, muy solicitados por niños y adolescentes así como juegos tradicionales, entre los que se destacan la tracción de la soga, saltar en la suiza colectiva, cuatro esquinas, habilidades y fuerzas así como la rueda rueda, que se encuentran en vía de rescate.

Muy atractivas han resultado las propuestas de la línea infantil Biyaya, del FCBC. Su representante es Ángel Fornaris, jefe del grupo de creación Katauro quien comentó que ese proyecto tuvo su lanzamiento oficial el pasado año durante la Feria Arte en La Rampa.

Acotó que emplean materiales como tableros de madera, textiles, cueros, cordones y cuerdas para producir juguetes tradicionales entre los que sobresalen: trompos sin cordel, títeres digitales, miniorquestas que son reinterpretaciones, a pequeña escala, de instrumentos musicales, dirigidos a públicos de 3 a 11 años. Otra línea de desarrollo del grupo Katauro son las lámparas decorativas para las habitaciones de los infantes.

Como parte de su responsabilidad social empresarial, en esta edición de la Feria, los creadores del proyecto Biyaya donaron un set de juguetes a 25 pacientes ingresados en la sala de oncopedriatría del Instituto Nacional de Oncología. También le han donado instrumentos musicales a los talleristas del proyecto musical de la tresera Enid Rosales.

Otro stand que llamó la atención en la Feria fue el del proyecto que lidera el artesano José Raúl Ajuria Chang. Llamativos son sus origamis en 3D, sus productos didácticos, el libro, elaborado por la familia, donde se enseña esa técnica milenaria de doblado del papel y la colección de tres folletos para aprender a elaborar aves, perros y gatos.

“Tenemos muchos clientes que nos siguen en las ferias, inclusive adultos mayores, porque hace como cinco años se publicó un artículo en el diario Granma sobre los beneficios del origami contra la artrosis, la artritis y su contribución a aumentar la concentración”, reveló Ajuria.

En el horario vespertino se desarrollaron talleres de manualidades como origami y papier maché, que en la primera edición de la feria tuvieron muy buena acogida por parte de toda la familia.

Por iniciativa de la dirección de comunicación de Plaza Distrito Cultural, este año en la feria se desarrolló un taller sobre reciclaje destinado a la primera infancia. Mediante juegos de participación, la joven Roxana Calzadilla, voluntaria de la Red Verde, proyecto colaborativo para la protección del medioambiente, le habló a los asistentes sobre la regla de las tres R: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

Como colofón del taller se realizó un ejercicio práctico con los niños para comprobar si habían aprendido a clasificar los desechos en los contenedores colocados en el patio de la Estación Cultural por la Empresa de Recuperación de Materias Primas de La Habana.

En esta segunda edición, la Feria se extendió a todas las provincias del país, reafirmándose como una propuesta de interés para el público infantil cubano.

Enid Rosales, la payasita La Pastosa y el proyecto cultural Cascabel Feria El Trompo Feria El Trompo Feria El Trompo Feria El Trompo Feria El Trompo Feria El Trompo

 


Compartir

Maya Ivonne Quiroga Paneque

Periodista, locutora, guionista y directora de radio y televisión


Deja tu comentario

Condición de protección de datos