viernes, 23 de febrero de 2024

Viernes de paradojas

Como cada primer viernes del mes, hoy les traemos una nueva paradoja; esta vez relacionada con los males que afectan a nuestra sociedad...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 04/07/2014
12 comentarios

El primer viernes de cada mes, está programado presentar una paradoja para el debate, pero en esta ocasión, pido excusas porque los párrafos iniciales los ocuparé en revelar por qué los post se publican este día y no otro.

Estuve declinando la invitación a colaborar con esta página hasta que creí que dispondría de suficiente tiempo, pero confieso que uno de los motivos por los cuales casi vuelvo a rechazar la exhortación de Livia Reyes, nuestra directora, fue cuando dijo:

“Busca un nombre (que resultó ser El Foro) y te toca los viernes porque es un día de pocas visitas al sitio. Y de los materiales que entregaste como muestra del estilo del blog, escogeremos este y no los otros porque se parecen mucho a ti.”

Lo de redactar de una manera diferente a mi sonó raro pero aceptable ante el dilema de estar o no de acuerdo con publicar cuando menos leen, si la aspiración suprema de todo periodista es llegar hasta el mayor número de receptores del mensaje.

Como que lo recomendable al estar ante una paradoja es meditar, reflexionar, pensar, repensar, analizar, examinar y todas las palabras cuyo significado se acerquen, indagué para tener más datos antes con vistas a formarme un juicio.

Entonces lo que parecía una contradicción, quedó aclarado: Con la esperanza de que El Foro atrajera internautas en los días de menos tráfico, se decidió que fuera actualizado los viernes, el mismo día en que Robinson Crusoe recibió en la isla desierta a su único compañero que nombró Viernes.

Volviendo al tema:

Nadie niega que la corrupción, el delito y las ilegalidades están en un proceso de corroer la sociedad cubana y pueden llegar a causar daños irreversibles, por lo cual hay una convocatoria a combatir esos males, pero que precisamente son los mismos que propician solucionar problemas de la vida cotidiana. ¿Cómo combatir entonces lo que nos resuelve?

NOTA: Como cada viernes, espero sus comentarios para debatir entre todos.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.

Se han publicado 12 comentarios


Rolando
 27/7/14 18:26

Eso que nos resuelve es lo que tal vez nos da la "comida" para luchar contra ello, ahora, pienso que la corrupción y otros males, que por supuesto hay que combatir, no son solo lo que más nos afecta. Lo que más nos afecta es la contrarrevolución que se gesta cuando estamos tratando de llegar al trabajo, o estando con un niño pequeño o una persona que sencillamente necesita transportarse y pasa el carro del presidente del poder popular o del partido o de sabe Dios qué dirigente y no nos recoge, esa contrarrevolución es la que más genera disgustos en la pobleción y nos deja ahí mismo parados comentando la gran cantidad de barbaridades en contra del sistema. O cuando tenemos que permitir que la libra de la pesa en la bodega tenga la mitad de onzas menos que la verdadera. O cuando por ejemplo como sucedió en mi centro de trabajo cuando fuimos todos a cobrar salario y vacaciones después de un curso de resultados, no salió el dinero de las vacaciones porque los compañeros de la UAC (unidad de aseguramiento a la Cultura Educación y Deporte) se equivocaron y los trabajadores que teníamos planificado lo que haríamos con ese (muy poco) dinero tuvimos que conformarnos con esperar a que decidieran el día en que se pagaría (dentro de las vacaciones). O sea que la corrupción no es solo el robo que tendremos que combatir después que nos deje vivir. Estamos llenos, por desgracia y por todas partes de corrupción.

Arturo Chang
 29/7/14 15:28

Rolando: Efectivamente, la corrupción hace daños, pero también lo hace en proporciones colosales cuando no trabajamos bien, o penetran dentro de las filas de los revolucionarios personas que no dan el ejemplo o actúan de espaldas al pueblo porque se sienten por encima de sus compatriotas. O: son simuladores. Esta vez me refería fundamentalmente a la corrupción, el delito y las ilegalidades. Hago la promesa de abordar próximamente asuntos como el que usted menciona.

Muchas gracias por su comentario que ha sido fuente de inspiración para escribir otros trabajos.

72
Arturo Chang
 14/7/14 17:18

Paloma, es evidente que el problema lo tenemos que resolver nosotros mismos, pero cuando digo "nosotros" ahora estoy incluyendo a los que se han mantenido al margen por un motivo u otro. Y concretamente no me estoy refiriendo a los que tienen cargos de responsabilidad, sino al pueblo, a todos de una manera organizada, armónica y sistemática, cada uno en el lugar donde está, sobre todo, los que actúan en la comunidad.

Aprovecho su comentario para agregar que hasta ahora no ha habido una verdadera participación popular, y que la cultura de la denuncia hay que restablecerla. Entre muchas razones por las que se ha ido perdiendo, está que nos hemos ido acostumbrando a ver lo anormal como normal, y no lo denunciamos.

El asunto es bien complicado, pero del mismo tamaño que es el problema, tiene que ser la solución. O mejor: más grande que el problema.

Gracias por su comentario, que siempre es bienvenido.

Paloma
 14/7/14 15:55

Lo más difícil de  esto no es solo todo lo que debe hacerse para ir solucionando cada uno de los problemas, sino quiénes lo resolverán, porque se sabe que muchas de las personas responsables por sus cargos de velar por la institucionalidad, el cumplimiento de la legalidad, la exigencia y el cumplimiento del orden, son las mismas que hasta ahora han hecho todo lo contrario, y eso también es una gran paradoja. Difícil cambiar el pensamiento de alguien que en su quehacer ha tenido muy presente en primer orden sus intereses  personales para ejercer el poder a cualquier precio o a cualquier costo: ¿la paradoja? A quiénes poner para lograr el superobjetivo?. He ahí la cuestión de orden, porque mientras tanto el tiempo nos pasa la cuenta....

Arturo Chang
 13/7/14 20:13

arístides, usted como siempre: muy certero. Y de verdad que es como usted dice, ya nos está costando dios y ayuda detener el mal, aunque no se trata solo de frenarlo, sino de irlo eliminando. Muchas gracias por comentar, y discúlpeme la demora en acusar recibo de su nota. Gracias

Arturo Chang
 13/7/14 20:11

De acuerdo en que unos se hacen los que trabajan, pero también se hacen los inocentes y cometen ilegalidades. Mencionó usted a los que se hacen que controlan, pero le faltó mencionar a los que controlan de verdad y a los que estamos interesados en restablecer el orden y la legalidad. Le agradezco su comentario

Arturo Chang
 13/7/14 20:09

fidelds, tal y como usted dice, después que el mal comienza es dificil atajarlo, y también coincido con usted en que falta muy poco para que sea irreversible, pero estamos a tiempo como usted dice, si todos actuamos coordinadamente, y meditamos bien ante cada paradoja. Gracias por su comentario.

fidelds
 8/7/14 12:47

El problema del enfrentamiento a la corrupción, al delito o a las ilegalidades en general está en hacerlo en los inicios del proceso, una vez que toma fuerza es muy dificil.Esto nos ha pasado con los famosos revendedores, todos saben que es ilegal, lo hacen a la luz pública, pero no se aplicó la ley desde el inicio y ahora es complicado hacerlo. lo cierto es que no es posible que exista una sociedad donde la ley existe, pero no es cumplida y esa es otra pradoja porque la ley pra ser ley tiene que ser de obligatorio cumplimiento. con toda esta situación  es el ciudadno común el que se ve desprotegido pues la ley no lo ampara.

Otra situación grave que se genera es la percepción en muchos ciudadanos de que si se eliminan los revendedores entonces no se va a poder acceder a un conjunto de productos muy necesarios y consideran los precios elevados un mal necesario. Creo hay que trabajar en tres frentes: uno , la aplicación de la ley, otro lograr eficiencia y calidad en las ofertas del estado y tres, el trabajo con las personas.No estoy de acuerdo que el daño sea irreversible, pero está cerca de serlo.Saludos.

Arturo Chang
 29/7/14 15:33

Fidelds: Conc ido con usted en que luchar contra la corrupción, el delito y las ilegalidades es uy difícil poarque ha tomado fuerza.

Cuando usted dijo: "y esa es otra paradoja porque la ley para ser ley tiene que ser de obligatorio cumplimiento. con toda esta situación  es el ciudadno común el que se ve desprotegido pues la ley no lo ampara.", me ha dado la idea que le agradezco, la de escribir concretamente sobre esa paradoja.

Totalmente de acuerdo con usted: "Creo hay que trabajar en tres frentes: uno , la aplicación de la ley, otro lograr eficiencia y calidad en las ofertas del estado y tres, el trabajo con las personas.No estoy de acuerdo que el daño sea irreversible, pero está cerca de serlo.", y sí, también creo que está muy cerca de ser irreversible.

 

Le agradezco mucho todos sus comentarios.

78
Steve
 8/7/14 10:05

Estas mismas personas que no trabajan y que viven del invento se van a otro país y si lo l ogran enseguida se buscan 3 trabajos y cambian de la noche a la mañana por la sencilla razón de que en cualquier parte el problema es "tener un buen trabajo" y con eso se resuelven moderadamente los problemas básicos. Aquí es al reves el que se dedica a vivir del sueldo no le alcanza para las necesidades básicas. Entonces unos se hacen los que trabajan y otros se hacen los que controlan para dejar abierta la válvula de escape. Esa forma de hacer que se controla  va directo  al corazón de la burocracía donde el probelma es tener "evidencia" del control

 

Arturo Chang
 29/7/14 15:35

Steve: A lo que usted dijo: "Estas mismas personas que no trabajan y que viven del invento se van a otro país y si lo l ogran enseguida se buscan 3 trabajos y cambian de la noche a la mañana por la sencilla razón de que en cualquier parte el problema es "tener un buen trabajo" y con eso se resuelven moderadamente los problemas básicos", con su permiso quisiera agregar lo siguiente: en esos otros países hay mecanismos más o menos amables para exigir que alguien haga lo que tiene que hacer. Eso nos falta en Cuba.

Gracias por su participación.

63
Arístides
 7/7/14 15:52

Sobre la “gran” paradoja que nos planteas, la del “combate al delito y las ilegalidades” (que casi me suenan igual), que a su vez es “la que nos resuelve”, se pueden encontrar muchas cosas. Y discúlpame, pero no estoy de acuerdo que “pueden causar daños irreversibles” porque a mí modesto juicio, ya el daño está hecho, y para eliminar ese daño, nos va a costar “dios y ayuda”. Hasta ahora, mucho se ha hablado y mucho se ha acordado y orientado, pero ha sido en vano.
 
Nuestro querido pueblo, por las grandes ineficiencias en la distribución, la escasez de todo, por el poco control y seguridad en los centros de producción y almacenaje, en la transportación y en los centros de ventas al detalle (los de venta mayorista no existen, o ahora aparece alguno) han tenido que hacerle el juego a los especuladores, ladrones, malversadores, “socioslistos”, y más de esa escoria,  para resolver necesidades a veces imprescindibles.
 
Todos esos males que ahora se pretenden combatir, casi son tan viejos como la misma revolución, y debe haber muy pocos cubanos, de cualquier categoría que sean, que no hayan “pecado” alguna que otra vez, y me tengo que incluir entre ellos, sin justificarme. Como bien dice la frase bíblica, la podemos aplicar a esta situación: “El que esté libre de "pecados" que tire la primera piedra”. Y ojalá que otra de las frases populares: “Al perro huevero, aunque le quemen el hocico” no cuadre nunca en este doloroso, penoso, y complicado caso. Como cualquier otro cubano, de los arrepentidos o no, quisiera que se eliminaran todos esas irregularidades, ¡de a cómo sea! por el bien de la patria y de nuestro pueblo.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos