jueves, 20 de junio de 2024

Para matar grupos de WhatsApp (I parte)

Si queremos evitar que las comunidades en redes sociales tengan vida efímera e inútil, debemos saber cómo las hacen morir...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 07/04/2023
0 comentarios
Grupos de WhatsApp
Como mismo perturban las reuniones presenciales, hay quienes hasta sin proponérselo, esterilizan las virtuales. (Alfredo Lorenzo Martirena Hernández / Cubahora)

Son comunes los procedimientos para defender esos grupos que con tan buenas intenciones son creadas para satisfacer necesidades informativas del barrio, y aunque el título alude a WhatsApp se pueden aplicar a otras plataformas.

Para redactar este primer post sobre el tema, observamos durante varios meses grupos de WhatsApp de escuelas, bodegas, productores agrícolas no estatales; y organizaciones políticas, sociales y profesionales.

En ellos hemos observamos que algunos se retiran y al preguntar directa y presencialmente a otros, nos han dicho que al principio les resultaba interesante, pero en la medida en que fue pasando el tiempo se fue convirtiendo siempre “en la misma bobería”.

Este redactor está en esos grupos donde no solicitó pertenecer, sino que fue incluido con su verdadera identidad, por lo cual en estas indagaciones se aventuró en uno de ellos a señalar que casos particulares, tanto que era uno solo, no era de interés general.

La observación durante varias semanas arrojó que quien planteó quejosamente su situación específica y que no fue de nadie más, no cumplió su palabra de hacer público al siguiente día, la respuesta de la dirección del centro a su planteamiento.

Resultó que desde la misma dirección del centro había recibido la sugerencia de que les formulara el planteamiento al siguiente día a quienes correspondía, sin embargo, aún así, escribió en el grupo de WhatsApp todos sus puntos de vista.

Y al incumplir la promesa de exponer los resultados de cómo la administración la trató, todavía pueden quedar quienes crean que, como la persona denunció, la maltrataron sin tener en cuenta las limitaciones que vive el país, y los avatares de una familia en medio de tantas carencias.

Cuentan que tan pronto presentó la situación, no tuvo tiempo de referirse al contexto nacional de déficit de recursos, pues le contestaron que tenía razón y todo se resolvió, pero esta parte todavía permanece autocensurada por la quejosa.

La redacción de la queja tocó sentimientos del colectivo y recibió respaldo generalizado quizás porque la mayor parte del texto alude a las penurias nacionales por no tener medios suficientes, y muy brevemente referir su caso específico de ser regañada.

Aunque no se conoce de otra persona criticada por actuar como consecuencia de los déficit, en el supuesto caso de que ahora informe que fue bien tratada y resuelto el problema, será harto difícil acceder al texto del planteamiento debido a muchas interferencias de frases innecesarias y stickers.

Los creadores de tal grupo de WhatsApp tratan de encauzar los objetivos, y admiten que está siendo difícil, y con tal experiencia, en el futuro crearán otro, y tendrán el cuidado de dejar claro a cada uno de los que incorporen, los propósitos de dar información y aclarar dudas de interés general.

También piensan que en los casos posibles, conversarán presencialmente para pedir aprobación de ser incluidos y explicarán que hay asuntos cuyo tratamiento debe ser en espacios físicos con las personas correspondientes.

Otro proceder será combinar la plataforma virtual con la realidad, pues hay quienes carecen de dispositivos para participar en el grupo, así como no priorizar desmedidamente este espacio en detrimento de las reuniones presenciales, murales y carteles informativos.

Independientemente de hablar sobre las metas que se proponen con WhatsApp, aprenden con especialistas sobre las herramientas informáticas disponibles para moderar los mensajes y aprobar o no que sean públicos, así como que sean discutidos bilateralmente.

El próximo viernes abordaremos cómo evitar que en los intercambios se desvíe el debate del tema principal, sin dejar de atender los que no lo son en ese momento, pero requieren también ser tratados.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos