lunes, 15 de abril de 2024

El reto

Hay quienes han dicho que la Revolución Cubana ha subsistido gracias a que el bloqueo ha servido de pretexto, pero...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 23/01/2015
7 comentarios

Los que nacimos mojándonos los pies en el mar cuando vamos hacia el Sur, subiendo o bajando lomas al enrumbar hacia el Norte, y sintiendo la brisa marina mezclada con el viento serrano tanto al dirigirnos al Este como al Oeste, solemos tener una idea muy propia de lo que significa vivir dentro de un espacio cercado. Por eso, cuando en el poblado portuario de Casilda los niños escuchamos que estaríamos bloqueados, el primer impulso fue otear el horizonte buscando los barcos que nos rodearían.

Cuando apenas habíamos tenido las emociones del triunfo de los rebeldes, y los adultos comentaban que no entraría nada al país, sin más preguntas quisimos ver con nuestros propios ojos, una hilera de buques armados con cañones para impedir que atracaran naves con comida, medicina y lo que hiciera falta.

Nunca vimos tal cerco en las aguas del sureño litoral del puerto de Casilda, en la antigua provincia de Las Villas. Sin embargo, sí apreciábamos la premura con que los mayores corrían a las bodegas y hasta alcanzamos a ver que para comprar naranjas alguien llevó una receta del médico certificando que necesitaba el cítrico para su tratamiento.

Un día en las clases de tercer grado, Alfredo Altuna Veliz explicaba la curvatura de la Tierra. Y ante mi ingenua pregunta: ¿Señor, y no se puede ver una fila de barcos despues de esa curva, ni con un telescopio?, el inolvidable maestro tomó una esfera geográfica y pacientemente la puso delante de mi y fue levantando su mano oculta detrás de lo que nosotros llamábamos “La bolita del mundo”, hasta que asomó la punta de sus dedos y luego todo el brazo.

Al menos, yo creí que había terminado la demostración porque lo entendí, pero parsimoniosamente desenrolló un papel sobre mi pupitre: Esto es un mapa, lo mismo que vieron en la esfera, pero tienen que aprender a interpretarlo, sobre todo los que quieran ser marineros o necesiten orientarse en el terreno.

Señor, ¿y cómo se interpreta?”, fue una pregunta con la cual tampoco logré incomodarlo, más bien los contrariados fuimos nosotros porque invitó a los interesados a encontrarnos al siguiente día durante unos minutos después de las clases. Solo yo acudí a un espacio abierto cerca del mar a escuchar las explicaciones que incluyeron decir cómo saber los puntos cardinales sin brújula, y la manera de usar un telescopio sin dañar la vista con los rayos del sol, porque “"no todo, Arturito, se resuelve con un aparato que también puede se malo para los ojos."

Medio siglo después de aquellas peripecias infantiles, tropiezo en estos días con quienes no ven el bloqueo económico, comercial y financiero, quizás en una versión moderna de los niños que oteamos el horizonte buscando barcos desde Casilda, un punto de la geografía cubana que se valoró como sitio para el desembarco mercenario que después se trasladó unas decenas de kilómetros al oeste, Girón.

Pasó aquella década de los 60 del siglo pasado con la alfabetización, la crisis de los cohetes nucleares, la invasión de Girón y los de mi generación crecimos con ese cerco que no pudimos ver cuando nos asomamos a la costa, hasta que comprendimos que podía ser peor que buques armados evitando el paso de los abastecimientos.

Los que hoy otean sin ver el bloqueo son adultos, ¿podrán responder de qué levantamiento de medidas contra Cuba habla Barack Obama?

Quienes niegan los efectos dañinos del bloqueo, ¿podrán decir si el Presidente de EEUU está equivocado al referirse a los sufrimientos del pueblo cubano causados por tales medidas?

¿Qué el bloqueo ha servido de pretexto? Que lo quiten. El reto está aceptado.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.

Se han publicado 7 comentarios


Oslaida
 2/2/15 11:16

Hay muchos que no solo están impedidos de ver el bloqueo, sino que no ven ni siquiera la historia, y se empeñan en comparar constantemente la economía cubana con la norteamericana.

Miranda
 2/2/15 7:34

Existe un Homero de los tiempos modernos (Creo que se llama Salvador Sandolval)  que plantea una isla de Troya, que estuvo mucho tiempo rodeada por los aqueos y que les falló el truquito del caballo de palo

por lo que despues de muchos años de asedio y viendo que los troyanos no se rendían se fueron con sus miles de guerreros y viraron como turistas, pero con el mismo fin y Yusimí, la hija de casandra, la Adivinda de troya que ya se había muerto de vieja, cuando los vió venir solo atinó a decir NOS VAN A JODER!! NOS VAN A JODER!! 

  No podemos ser como Yusimí, pero si saber que tienen las mismas intenciones, por tanto debemos dejar que se relacionen con nosotros, pero no dejar que nos jodan..........

Bueno el comentario.... si quieren echar la guerra a pensamiento.. a pensamiento debemos ganarla

 

Cuco
 27/1/15 13:21

Amigo Chang  saludos . El Bloqueo no se ve pero existe y golpea cada dia a muchas horas . o que le pregunten al padre del hijo que no dispone de alguna medicina solo producida por loa norteamericanos  appara salvarle la vida a su hijo. o que le pregunten a los  bancos multados por relizar operaciones financieras con nuestro pais . se le puede preguntar a mucha gente. y alguien siempre encuentra alguna cosa que no logro´ , o no obtuvo y que fue consecuencia directa o indirecta del bloqueo. . Para no verlo hay que estar ciego , ser malintencionado o pertenecer al grupito de los que quieren destruirnos y para los que es un honor retratarse  con posada carrilles en el nuevo Herald . Que nadie se llame a engaño el bloqueo esta ahy aunque no se vean los barcos  y aun cuando  lo  eliminen siempre quedara algo que nos  recuerden que podran cambiar los metodos pero nunca nos van aperdonar que hayamos resistido tanto a algo que estaba diseñado para matarnos por bala o por hambre . Hace un tiempo hable del los  4 Bloqueos  en realidad solo hay uno los otros son consecuencias de la politica que desde hace 54 años trata de que nos rindamos . Hay mucho que cuidar  y hay que ser en extremo cuidadsosos con el futuro ,la tactica a emplear no sera matarnos de hambre talvez ahora la politica sea lo contrario seducirnos  para que no sigamos insistiendo con el camino que elegimos en la Historia que puede no ser el mejor pero es el que nos gusta . Los procesos de desmontaje dla Historia   y las culturas  nacionales que empezaron con la caida del muro de berlin se mantienen y ejemplos sobran  . los cubanos no tenemos muchas riquezas naturales pero historia y cultura  nos sobra para darle amucha gente  y eso es el fin supremo del bloqueo  ahora se dieron cuenta que no funciona los martillazo van probar dandonos caramelos . Chao

Arturo Chang
 31/1/15 16:41

Como siempre, Cuco 1:37 pm | 27/01/2015 ha dicho ideas muy importantes, pero me gustaría resaltar esa parte de lo que expresa:

"la tactica a emplear no sera matarnos de hambre tal vez ahora la politica sea lo contrario: seducirnos  para que no sigamos insistiendo con el camino que elegimos en la Historia que puede no ser el mejor pero es el que nos gusta . Los procesos de desmontaje de la Historia y las culturas  nacionales que empezaron con la caida del muro de berlin se mantienen y ejemplos sobran  .Los cubanos no tenemos muchas riquezas naturales pero historia y cultura  nos sobra para darle a mucha gente  y eso es el fin supremo del bloqueo  Ahora se dieron cuenta que no funcionan los martillazo van probar dandonos caramelos . 

58
Ayala
 24/1/15 14:03

Quienes niegan los efectos del bloqueo, deben de preguntarle a Desemer Bueno, seguro estoy que les podra impartir una buena clase.

Saludos Chang

jesus
 23/1/15 16:34

Chang:

espero que con el fin del bloqueo , se acaben tambien los censores.Recuerdas que  tu sembraste el terror en el foro de Vanguardia?

Arturo Chang
 31/1/15 16:44

Estimado jesus 5:52 pm | 23/01/2015  , tengo una noticia para usted: el Foro de Vanguardia está en proceso de restablecerse para que continúe funcionando. Reciba usted mis saludos

72

Deja tu comentario

Condición de protección de datos