lunes, 26 de febrero de 2024

El discutión

No siempre sabemos discutir de manera productiva, sobre todo aquellos a quienes sirve el calificativo de “discutión”...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 02/09/2016
6 comentarios

Tal vez no sea así, pero a veces pienso que en estos tiempos hay mayor dominio de los asuntos gramaticales que en la década de los 60 del siglo pasado, años aquellos en los cuales era más común que los niños aplicaran la lógica infantil para estructurar sus expresiones.

El “hubieron”, que debe ser hubo porque es impersonal, quizás sea uno de los errores frecuentes que todavía se mantienen en la actualidad, pues no resulta raro que alguien diga que hubieron fiestas, hubieron muchos heridos, en vez de usar hubo.

Alberto Calzada, más conocido como Albe, su nombre puede haber sido olvidado al cabo de tanto tiempo, pero la mayoría de los condiscípulos debemos recordar sus ocurrencias al provocar confusiones, incluso a personas mayores, sobre todo a varios recién alfabetizados en el espirituano puerto de Casilda.

Una de sus bromas era decir: “Yo hazo esto así”, pero si alguien le rectificaba: “No se dice hazo, sino hago”, entonces replicaba: “hago es del verbo hagar y yo me refiero al verbo hacer, y por eso decimos tú haces y no decimos tu hagues”.

En una ocasión, un iletrado acabado de alfabetizar, escuchó una de sus tantas explicaciones, y cuando le preguntaron si había entendido algo de lo dicho sobre conjugaciones, respondió con la rapidez del relámpago: “sí, sí, ya yo sabo bien”.

Resulta que el bromista en temas gramaticales era de los niños que nunca estaba de acuerdo con nada, y tenía como principal entretenimiento, contradecir a todos, y estar inconforme aunque se tratara de una acción que lo beneficiara.

Estábamos jugando béisbol con home y dos bases (primera y segunda), sin bates porque a la bola confeccionada con papel envuelto en cartón y amarrada con alguna cuerda, era golpeada con las manos. Por supuesto que las reglas eran establecidas antes de comenzar la competencia.

El susodicho “experto” en asuntos de gramáticas era un pésimo deportista, pero tenía una reconocida habilidad para hacer que los más retorcidos argumentos parecieran lógicos a los adversarios, quienes confundidos y llenos de interrogantes, solíamos aceptarlos.

Le correspondió batear con bases llenas, y al conteo de dos strikes, detuvo el juego para proponer establecer la tercera base. Por supuesto que a esa altura del juego, nadie estuvo de acuerdo con ninguno de sus razonamientos.

Aquella discusión se parecía a las que tienen actualmente los empleados o dirigentes de algunas de las oficinas dedicadas a trámites de la población cuando pretenden convencer al usuario o cliente de que todos los requisitos son necesarios y están aplicados científicamente, y que las dificultades son por culpa del bloqueo.

Cabe preguntarse qué ocurriría si a algún practicante del burocratismo de estos años se le ocurre alguna solución como la derivada de aquella discusión infantil, en la cual al tener agotado el arsenal de explicaciones, se propuso someter la propuesta a votación.

Ninguno de los equipos estuvo de acuerdo siquiera con aceptar o negar la existencia de una tercera base mediante el sufragio, y Pablo, un niño que pronunciaba la erre como los franceses, gritando a todo pulmón le dijo: “¡Tuuuuuu eres un discutión! ¡Eso es lo que eres: un discutión! Siempre quieres ganar, te crees que tienes la razón en todo.”

Ante tal acusación, con poses de académico, frunció el seño, se encorvó hacia adelante, miró fijamente cualquier lugar y lentamente dijo: ¿Discutión? ¿qué es eso?

Y el otro le replicó: Del verbo discutir. Se dice discutión. Eres muy discutión.
 


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.

Se han publicado 6 comentarios


Elio Antonio
 5/9/16 15:33

Hola:-)Muy gracioso el artículo. Es una buena manera de decir las cosas.Saludos;-)

AA
 5/9/16 8:40

Buenos dias, me pregunto esta bien dicho discution, he buscado en todos los diccionarios Cervantes y Real Diccionario de la Lengua Española y esta palabra sencillamente no aparece se dice discutidor(a) persona a la que le gusta discutir o contradecir

ANGEL
 4/9/16 8:10

CREO HAS ESCOGIDO UN TEMA INTERESANTE, POCO ANALIZADO Y QUE POR SUPUESTO ALGUNAS PERSONAS NO SON CAPACES DE ENTENDER, BIEN PORQUE SON TAN EGOLATRAS, PREPOTENTES Y AUTOSUFICIENTES QUE NO CREEN POSIBLE QUE EXISTA OPINION DIFERENTE A LA SUYA, O BIEN PORQUE SUS ENTENDEDERAS NO DAN PARA MAS (LA EDUCACION ES GRATUITA PERO LAS CELULAS GRISES SON UN PROBLEMA GENETICO).

OTRO CASO ES EL DE AQUELLOS QUE SABEN QUE OTROS TIENEN LA RAZON, PERO QUE NO LES CONVIENE RECONOCERLO PORQUE DE ESTA FORMA MANTIENEN VENTAJAS MATERIALES SOBRE LOS DEMAS. CONTRA ESOS SOBRE TODO HAY QUE ESTAR ALERTAS Y EVITAR SU PROLIFERACION.  

SALUDOS.

 

Arturo Chang
 4/9/16 10:23

Es difícil evitar su proliferación, pero hay que limitarles la existencia a esos personajes.

Gracias por comentar.

109
Elpreguntón
 3/9/16 10:57

Yo no sé nada de absolutamente nada y por eso lo único que hago es preguntar.

Son discutiones los burócratas que hacen inventos para que los trámites sean más engorrosos?

Este material trata indirecta o directamente sobre los discutiones que quieren de todos modos justificar los trámites absurdos?

Por qué no escriben de los trámites absurdos?

Capitan Chucho Paniagua
 2/9/16 16:39

Chang: Tu tema es demasiado intelectual para mi. A mi me gustan las cosas con temas auditorios mas. Mira aqui te mando un enlace de Youtube acerca de esto Te veo prrronto! Capitan Chucho Paniagua

Deja tu comentario

Condición de protección de datos