viernes, 19 de abril de 2024

¿Cómo se llama la calle Belascoaín?

Hay calles donde solo señalan públicamente uno de sus nombres, generalmente el que casi nadie conoce...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 20/03/2015
12 comentarios

Apenas empezaba el año 1968 y ante el hecho de que debía estar casi un quinquenio en La Habana, acepté la propuesta de Octavio Expósito: Busqué un entonces ya viejo mapa de la capital cubana editado por la empresa gasolinera Esso, recuerdo del periódico El Mundo porque lo encontré mientras sacaba escombros del edificio del diario que fue pasto de las llamas en aquellos días.

Además de la representación cartográfica de las calles y sus nombres, así como los puntos más importantes, llené un bolsillo del pantalón con un puñado de monedas de cinco centavos para pagar cada vez que abordara uno de esos vehículos que en la mayoría de las ocasiones estaban repletos e inspiraron a Carlos Ruiz de la Tejera para su cómico monólogo sobre las guaguas.

El objetivo era aprender los recorridos de las principales rutas que nos servían para trasladarnos diariamente desde El Mundo o Juventud Rebelde hasta Jaimanitas en un viaje de ida y vuelta, así como otros trayectos que serían habituales.

Escogimos los sábados y domingos para comenzar desde temprano en la mañana a trasladarnos una y otra vez en el mismo recorrido hasta aprendernos las paradas y los lugares donde podíamos hacer un cambio de ómnibus para llegar más rápido.

Mientras anduvimos por Quinta Avenida y la céntrica 23, no hubo problemas, pues cumplí al pie de la letra las instrucciones de Octavio de anotar la dirección donde se detenía el vehículo, y en pocas horas nos aprendimos todo hasta ser capaces de orientarnos como si hubiéramos nacido en el mismo corazón del Vedado y no uno en Cabaiguán y el otro en Casilda, dos localidades de las llamadas “del interior”.

El mismo procedimiento aplicamos con todas las rutas que andaban cerca del Capitolio. Y ya avanzado en el aprendizaje, expresé mi disposición de cumplir cualquier encomienda de cobertura periodística sin importar dónde fuera porque con suficientes monedas de cinco centavos y el mapa, me sentía capaz de desplazarme por toda La Habana como si no fuera la primera vez que estaba en la capital.

La indicación fue clara: “Quédate en la segunda parada de Belascoaín y ya ahí pregunta, que cualquiera te dice”. Con bastante trabajo a bordo de la guagua, desplegué el mapa sin que lograra encontrar una calzada con ese nombre. Apelé a los letreros, pero solo leía: “Padre Varela”.

No sabía que la primera denominación se la pusieron en1843-1848 y la segunda y actual, en 1911, por lo que cuando regresé al edificio del periódico El Mundo con la noticia de que tal calle no existía, pacientemente Octavio explicó: Padre Varela es Belascoaín.

La risa fue generalizada cuando exclame: ¡Ah!, ¿entonces Belascoaín se llama Padre Varela?

NOTA: Cuando creí que a la altura de 2014 no me volvería a ocurrir, en una madrugada de noviembre, casi llego tarde a la Terminal de Omnibus por ocupar tiempo para orientar al conductor de una ambulancia que buscaba a un enfermo grave en la calle Octava del Reparto Escambray en Santa Clara. Entonces, después de mucho preguntar, me enteré que vivo en la calle Bonachea, pero que según la numeración de las restantes, le corresponde ser Octava y algunos Carné de Identidad usan esa denominación.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.

Se han publicado 12 comentarios


Yendry
 31/3/15 11:08

La Calzada de Belascoaín, o Félix Varela, o Padre Varela, es una de las calles en la Ciudad de La Habana. Esta calle es una de las más céntricas y concurrida de la ciudad, corre en su mayor parte de norte a sur. Al norte hace intersección con la avenida del Malecón en el litoral norte de La Habana. Al sur llega hasta el Mercado Unico, donde hace intersección con las calles Cristina, Arroyo y Manglar. En su transcurso de norte a sur tiene intersecciones con otras calles de mayor tráfico en La Habana, como son: San Lázaro, Zanja, Reina, Carlos III y la Calzada del Monte.
A la Calzada de Belascoaín le fue cambiado el nombre a Félix Varela, o Padre Varela, en honor al padre Félix Varela y Morales a principios de la República. Hoy en día, a pesar que en muchos de los mapas aparece bajo Félix Varela o Padre Varela, vulgarmente todos le seguimos llamando Belascoaín.
 

Tito
 27/3/15 11:40

Yo residia en el Reparto Santa Catalina (así le dicen algunos otros le dicen Los Bloques) en mi casa somos 5 y ninguno tiene la misma diracción en su carné de identidad y eso que esta se pone por el expediente del registro de direcciones de la Oficina de Carné de Identidad, los edificios se nombarn por un número de bloques, per en cada entrada hay dos números para cada banda de apartamentos, entonces no hay quien encuentre a quien y de eso se aprovechan algunos malandrines para que nunca los puedan localizar

Gerardo
 24/3/15 8:43

En la toponimia, la última palabra siempre la tiene el pueblo. Valdría la pena estudiar la pregnancia de algunos nombres mientras que otros no. Llama la atención la facilidad con que Jesús del Monte pasó a llamarse 10 de Octubre, o la Calzada Real de Marianao pasó a 51, Sin embargo Monte sigue siendo Monte, por mucho que respetemos y honremos al Generalísimo, y así Reina, o Galeano y hasta Concha nombrada en honor de un personaje de triste recuerdo para los cubanos.

Cuco
 23/3/15 11:39

 Amigo Chan saludos : es muy interesante el fenomeno, coincido con el forista  Alabausesanto . Los nombres son algo que es para siempre y en su momento historico. creo que a nadie se le ocorriria mantener el nombre a la antigua avenida batista  que era la ctual 31 o 41 en la habana  eso seria un insulto, ese personaje no lo merece pero hay otros nombres que no tienen porque desaparecer.  UN ejemplo muy palpable en Cienfuegos y en Caibarien  en los años 70 a alguien se le ocurrio dar un vuelco de modernidad digo yo y cambiaron  los nombres historicos  en las dos ciudades por calles y avenidas numeradas. hoy 40 años mas tarde en Cienfuegos casi nadie sabe el numero de la calle San fernando  y mucho menos nadie  dice que el boulevar esta en la ave tal sino enSan Fernando y las calles Jimenes y Falero de Caibarien todos le  siguen diciendo Jimenes y Falero. Cambiar eso hoy seria un gran problema para el registro de direcciones, oficoda , la union electrica  y quien sabe cuanta gente mas . La tradicion es algo muy saludable nos mantiene vivo el recuerdo del pasado , y es el pasado la  solida  base del futuro ignorarlo es peligroso. Yo en lo particular admiro al padre varela y ni que decir del salvador allende pero se podian honrrar sus respectivas memorias con otra forma que no creen las confusiones gigantescas   aque estan sometidos los no conocedores   delos enrredos de las calles de cuba .

Alabausesanto
 22/3/15 8:19

Estimado Chang, por acá tenemos una calle que zurca la ciudad de oeste a este, y que ya presume de tres nombres, Retiro, Isidro de Armas y León Cuevo. Un Reparto al que el pueblo llama Calero y se nombra Hemanos Cruz y su caracteristica direccional radica en que detras o al lado o al frente del edificio No 2 está el 28 ó el 10 ó el  43 y así del mismo modo en que revolvemos las fichas de un juego de dominó, se pusieron los números a los edificios. 

Que buenos, que los nuevos mártires perpetúen sus nombres en plazas, calles y parques y que los responsables de esos nombramientos no olviden, que los nombres que obstentaban las viejas calles, parques y plazas, ya eran merecidos porque en su momento, esos trillos que después fueron caminos y hoy son calles, guardan historias o ya tienen el nombre de algo o alguien que se distinguió casi siempre por bueno.

Siempre recuerdo La ciudad de Pedro, que después se llamó Stalingrado, después Leningrado y que a los casi 70 años recobró su nombre original  Petrogrado o San Peterburgo por voluntad de un pueblo que siquiera existía cuando se creó y que solo la tradición lo hizo perdurable en el tiempo.

Cada rincón de mi amada Cuba guarda una historia, honorable y respetable vieja y nueva, pero desterrar un nombre porque no nos guste y poner uno nuevo adaptado a los acontecimientos que van desarrollándose es, sin dudas un error que la memoria popular no perdona. Si era Padre Varela ( y debe haberlo sido desde al menos 1900 y pico) ¿porque Belascoaín?. Y si era Belascoaín, entonces honremos al Padre Felix con una nueva obra, así debió y deberá ser siempre.

Arturo Chang
 22/3/15 13:18

Efectivamente, Alabausesanto el nombre de Belascoaín se puso primero, fue en  1843-1848 y la segunda y actual, en 1911. De acuerdo con usted estoy en que hay nuevas obras con las cuales podemos honrar a los mártires. Gracias por dar su opinión. 

73
yosjan
 21/3/15 8:43

Interesante comentario, personalmente la he buscado por toda La Habana (por la zona donde sé que está) y nunca he visto ese nombre en las señalizaciones. Luego descubrí que la había cruzado más de una vez e incluso quizás algunas vez la transité completa. Cosas de la ciudad jeje. Pero muy acertado comentario.

Arturo Chang
 21/3/15 19:22

Y lo peor, estimado yosjan  es que ni los mapas más actualizados constituyen una solución.

Gracias por comentar.

90
ALEXIS
 21/3/15 6:36

AMIGO CHANG, EN SC SON INNUMERABLES LAS CALLES QUE TIENEN UN NOMBRE OFICIAL Y NADIE LO SABE, COMO CANDELARIA (CREO QUE MAESTRA NICOLASA), NAZARENO, PASEO DE LA PAZ QUE PIENSO UN DIA DEBIAN LLAMARSE COMO SE LE DICE. QUIEN NOMBRA A CARLOS lll AVEN SALVADOR ALLENDE?

UN SALUDO DR. ALEXIS

Arturo Chang
 21/3/15 19:24

Estoy de acuerdo con usted, ALEXIS. Es imposible imponer nombres, por lo tanto, lo más atinado sería darle una sola denominación a las calles: la que todos le dan.

Le agradezco haber dado su opinión.

68
Paloma
 20/3/15 17:13

Saludos estimado Chang. Eso no ocurre solamente en la capital de todos los cubanos, aquí tenemos un reparto llamado micro 70 que si ud. necesita encontrar la casa o apto. de alguien se verá pasando tremendo apuro si no tiene la suerte de encontrarse un vecino del lugar, por demás informado, que le pueda orientar, pues no existen las señales correspondientes para saber que número o letra es la calle en cuestión. Y no utilice la lógica, porque no siempre viene la E después de la D, aquí no es así... Imagínese. Tengo una anécdota de cuando llegué a este terruño allá por los ´70 en que tratando de guiarme por los edificios y casas cogía siempre la misma calle (que no era recta sino curva ), y solo después de salir al mismo lugar 3 veces, me di cuenta que estaba dando vueltas . En ese tiempo las regulaciones urbanas se cumplían al pie de la letra, todos los edificios eran iguales y más o menos del mismo color, así mismo las casas, pues estos son repartos construídos en el proceso revolucionario y obedecían a proyectos urbanísticos para resolver la necesidad de viviendas. Imagínese Ud. Hoy ya no me pierdo, pero si Ud. viene aquí y quiere visitar los repartos Abel y Micro, búsquese un guía para que no le pase lo que a mí hace más 30 años.....

Arturo Chang
 21/3/15 19:25

Pues bien, Paloma, como que espero poder visitarla algún día, tomaré en cuenta sus indicaciones para no perderme cuando busque su casa.

Reciba mis saludos, y el agradecimiento por su mensaje.

76

Deja tu comentario

Condición de protección de datos