miércoles, 22 de mayo de 2024

Cinco centavos es dinero

Mientras mejor usamos lo poco que tenemos, menos necesitaremos lo que tanto nos falta...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 22/03/2024
0 comentarios
5 centavos
Ahorrar no es dejar de gastar, sino emplear el dinero donde más falta hace. (Alfredo Martirena Hernández/Cubahora) (Alfredo Lorenzo Martirena Hernández / Cubahora)

Por aquellos años de los 70 del siglo pasado no había celulares, pero no era imposible encontrar teléfonos públicos, sobre todo en sitios de mayor afluencia de personas como los alrededores del Hotel Habana Libre.
Concluidas por el mediodía las clases en la Universidad de La Habana, mientras bajábamos la escalinata, alguien sugirió no almorzar en el edificio de becarios de F y Tercera, sino en el Polinesio, ubicados en los bajos del Hotel.

Al salir del restaurante luego de que todos pedimos escalope de cerdo y colectivamente dejamos propina, había una humilde monedita de cinco centavos en el pavimento de L y 23, por donde mismo debíamos caminar.

Alguien que hoy es un colega de una emisora radial  de alcance nacional, al verme recoger el dinero, en tono jocoso aludió a que me había detenido e inclinado a recoger el medio (así suele todavía llamarse a los cinco centavos) por mi origen chino.

Apenas habíamos andado pocas cuadras y el chistoso burlón necesitó hacer una llamada telefónica, para lo cual apresuró el paso hacia el aparato ubicado en entrada del restaurante Los 7 mares, pero auricular en mano, quedó paralizado.

No podía establecer comunicación por no tener dinero, lo pidió pero nadie tenía, no por haberlo gastado en el Polinesio, sino porque todos, excepto yo, lo tenían en billetes y lo necesitado era una sencilla moneda de cinco centavos para depositarlo en el teléfono.

Sin dudas, su llamada dependía del medio que había encontrado en el pavimento y que ninguno se había dignado siquiera a mirarlo, por eso durante el resto del trayecto, la conversación fue dedicada al dinero, al concepto de ahorro y lo que significaba un centavo.

Cinco décadas después hay quienes como mis condiscípulos del ayer tratan con desdén las posibilidades equivalentes hoy a encontrar una monedita que es la bonificación que se obtiene al usar las pasarelas de pago electrónico.

Diez por ciento rebajado por un pago, seis por ciento por otro, al final suman varias decenas de pesos, pero sin menospreciar el monto del dinero, hay algo más valioso que es la cultura o mentalidad de economizar.

Cuentan que los japoneses suelen anotar los gastos fijos y eventuales, las cifras que se proponen ahorrar y al concluir el mes hacen un análisis y proyectan constantemente en que invertirán el dinero, con prioridad en lo esencial.

No se trata de guardar y guardar sin gastar como aquel emigrante isleño que trabajaba en las vegas de los campos espirituanos y luego iba hacia otra provincia donde se cree que enterraba el dinero.

Sin menospreciar cantidades mínimas ni posibilidades de ahorrar, es aconsejable hacer un balance de lo que se recibe y hacia dónde se le da salida sin desaprovechar ni la más pequeña oportunidad de poner el dinero en función de la calidad de vida.

 


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos