lunes, 15 de abril de 2024

¿Aumentar salario pagando el mismo sueldo?

La cadena de revendedores precipita los precios hasta provocar que un producto multiplique su valor varías veces...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 09/01/2015
11 comentarios

Todavía el sol no había salido el 14 de marzo de 1968, y ya José Aparicio estaba en la bodega de la calle Real esquina a Diego Velázquez en Casilda, donde se presentó como interventor del establecimiento de mi familia que le agradeció su misión porque desde dos años antes estábamos tratando de entregarla por no poder continuar el negocio debido a numerosas dificultades.

Hasta ese momento tuvimos tiempo suficiente para encontrar contradicciones entre los procederes comerciales para incrementar ventas y ganancias que se hacían antes de 1959 y las siguientes hasta la aparición de la Libreta de Control de Abastecimiento y las ya extintas Oficinas de Control y Distribución de Alimentos (OFICODA), cuyos mecanismos erradicaron drásticamente el acaparamiento y garantizaron un reparto organizado de las mercancías.

Sin embargo, también feneció la gestión para atraer clientes y tratar de vender cada vez más para aumentar los ingresos, pues todas las técnicas se redujeron a “Lo tomas o lo dejas” y salvo lo que se ofertara en lo que llamaban La bolsa negra, en los establecimientos era con igual precio y la misma mala calidad por doquier.

Casualmente por aquellos lejanos días de marzo de 1968, yo estudiaba Economía Política con profesores como Eduardo del Llano y Humberto Pérez González que acaban de publicar sendos libros sobre la materia. Fuera del aula, en una cafetería de Jamanitas, le preguntaba al primero sobre la Ley de la Oferta y la Demanda y su influencia en la formación de precios.

Lo que hoy alcanzo a recordar de aquella explicación, no me ha servido de mucho para entender lo que está sucediendo hoy, sin embargo, sí he comprendido un poco mejor, y no mucho, a partir de lo que escribió hace unos años el periodista de Juventud Rebelde, Nelson García Santos, en relación con que estamos pidiendo que nos suban el salario, pero si evitamos los revendedores, ya es como si nos aumentaran el sueldo.

Con mucha razón el colega exponía que la cadena de revendedores hacía subir los precios hasta provocar que en lugares donde había menos poder adquisitivo, un producto podía costar más que en la propia capital del país.

Y señalaba la paradoja de que donde cosechaban una vianda, la vendían más cara que en las zonas urbanas, por el solo hecho de que los intermediarios no se contentan con una ganancia razonable, sino que quieren lograr en un día, lo que gana un médico o un maestro en un mes.

El escenario ha cambiado con el proceso de actualización del modelo económico, pero la esencia de lo planteado por García Santos se mantiene, ahora agravado por mecanismos legalmente establecidos como los del trabajo por cuenta propia y su ampliación, lo cual ratifica la necesidad de que debemos estar alertas para rectificar a tiempo.

Por ejemplo, estaría bien que contratemos los servicios de alguien para que nos haga las compras, pero harina de otro costal es que adquieran al por mayor –como se hace actualmente- los productos hasta agotarlos, y quedar ellos como única opción para conseguirlos, claro que a un precio superior. Sin dudas, aunque legalmente no se llamen así, son revendedores.

Ahora dentro de las formas no estatales empiezan a surgir las cooperativas no agropecuarias, donde sus colectivos pueden sentirse dueños, cuidar los recursos, y aumentar sus ingresos, pero bien vale la pena evitar que se incorporen a la ya compleja cadena de intermediarios, pues si –por ejemplo- se buscan en otra unidad estatal las latas de refrescos a 10 pesos para ofertarlos a 12, no dudemos de que el suministrador también se los aumente a 12 para que el cliente los pague a 14.

Si esta nociva práctica se mantiene, tal vez ni el tan deseado incremento de la productividad y la producción sea la solución, sencillamente porque unos pocos acaparan todo para luego redistribuirlo a mayor precio.

Habrán pasado los años, y los tiempos han cambiado, pero la esencia del comentario del colega sigue vigente en las actuales circunstancias, y bien vale la pena hallarle una solución a desaguisados que ocurren a la vista de todos para que con el mismo salario tengamos un poder adquisitivo que si bien no es el ideal, sea menos agobiante.

NOTA: En una reciente conversación con Nelson García Santos, me decía que también nos reducen el salario los que nos venden productos sin calidad, o nos roban con libras que no son de 16 onzas o kilogramos que no tienen 2,2 onzas.


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.

Se han publicado 11 comentarios


MDE
 14/1/15 15:05

Creo q lejos de rectificar la economia la estamos hundiendo mas , sin un mercado mayorista ,organisado y controlado, q tope los precios a los particulares, lo q logramos es una segunda economia enferma del cancer de la ABARICIA Y LA MESQUINDA, justo lo que necesitan los vecinos del norte ,que por desgracia se alimentan de esa enfermedad ,para seguir destruyendo los suenos de los seres racionales y ala naturalesa q tan amable nos brinda sus frutos para la vida . Realmente creo q debemos emplear toda la sabiduria q nos a brindado nuestro sistema, para rectificar cada ves q sea necesario, sin caer en estremos, para lograr mantener la paz yla tranquilidad q merecen nuestros hijos . Con relacion a la libreta de la comida ,a la cual injustamente le han mutilado su verdadera funcion , deberiamos recordar q en los momentos mas dificiles de nuestra rev,  logro mantener un equilibro social y economico de nuestro pueblo, hoy estamos ,a mi criterio , pasando nuevamente por momentos quisas mas dificiles q aquellos, ya q las nuevas generaciones ,no estan reciviendo el ejemplo de sociedad  q realmente a querido encenarle nuestra revolucion.EL PASADO PUEDE RETORNAR CON FUERZAS RENOVADAS. 

Manuel David Orrio
 10/1/15 9:06

Estimado Nieto del Celeste Imperio:

Va muy bien que escribas sobre un sentir popular como el que trata tu comentrio. Pero quedas en el fenómeno y no en la esencia. Detrás de esos procesos especulativos hay causas profundas de carácter macroeconóimico y que por tanto requieren politicas públicas. Puntos para el debate serían las dualidades monetaria y cambiaria, así como los impuestos al valor agregado en las denominadas tiendas de recaudación de divisas, que hacen muchísimo más daño a la economia nacional y al salario real  que los especuladores, quien no son más que humildes pescadores en ese río de aguas revueltas. Se puede aumentar el SALARIO REAL sin tocar al nominal a partir de la soluci´n de grandes problemas,no de pequeños.

DOGARBE
 9/1/15 18:53

otro caso comun de la falta de autoridad, contubernio de ella con la corrupcion y la ineficiencia, la ineficacia, desinteres y cofabulacion de muchos... pero muchos que tiene que ver con el orden, la disciplina y el respeto ala ley. Policias, inspectores, funcionarios partidistas, del PP, combtientes y otros que deben estar en primera fila para la represion, la eliminacion y la imposiscion del orden pasan, ven , saben, compran, y hasta son complices ... ?es esto un secrerto o una verdad a sol abierto?

Yeyo
 9/1/15 18:02

Como se sufre al ver que los problemas que agobian al país no encuentran la solución. Estoy por pensar que si le ponen un plan se siembra al marabú, se extingue, porque ni eso se nos da bién. Al conversar sobre estos temas, nos percatamos que se conocen a todos los niveles.Pero lo que más me preocupa es, que si el "nivel superior" toma cartas en el asunto el resultado vuelva a repercutir en más penalidades para el pueblo, como a ocurrido en otras ocaciones cuando para cortar la cadena de intermediarios se prohibieron las ventas. No es posible que el campesino venda en las calles sus productos (entonces quién los cultiva?), no es posible que alguien compre un refresco enlatado a 10 para venderlo a 10. Para topar presios hay que crear almacenes mayoristas, de lo contrario no es justo. No más inspectores, son corruptos en alto porcentaje. Para fajarse contra los presios de un kiosko particular hay que estar preparado física y mentalmente, pero pa entrarle a los presios de la shoping hay que pensarlo muy bién. Los golpes vienen de todos lados.Nuestra sociedad la construyen (o destruyen) a diario mujeres y hombres como lo dijo el poeta y no creo en la convivencia de dos sitemas económicos opuestos, porque el resultado es este que tenemos, lo peor de los dos (La escases que enjendra la distribución equitativa y la diferencia social por la influencia de los dineros).El comercio existe hace miles de años y tal parece que nosotros desconocemos sus reglas.  

soñadora
 9/1/15 15:59

Esa cantidad de muchachones jovenes que bien podrian trabajar de forma honrrada en el campo, se dedican a reevender, asi es mas facil ganar dinero estafando al pueblo, se creo una cultura en el pueblo que se necesitaba hombres de ciencia y se olvidaron de la agricultura, ya las escuelas en el campo desaparecieron, no se le inculca al niño o joven amor a la tierra, y entonces los vemos revendiedo productos del campo y cualquier articulo que le puedan sacar provecho, claro ganan mas que un medico u otro profesional.

Ayala
 9/1/15 14:28

Para mi esta claro que la autorizacion del trabajo por cuenta propia, sin que antes se estableciera un mercado mayorista para ellos, solo resolvian dos problemas.

1- Legalizar una figura de trabajo que antes en su mayoria era ilegar.

2- Resolver o paliar el mercado del Empleo de la Fuerza de Trabajo

Por lo demas, pregunto que problema economico le han resuelto a la Sociedad, si existe, hace falta que alguien me lo explique, porque, por ejemplo los carretilleros sino son revendedores no hay otra cosa mas parecida, a mi modo de ver son de la misma familia, esto lo que resuelve es que los precios se eleven cada dia mas. La susodicha Oferta y demanda, se basa en que Ud tenga la Opcion de escoger entre un grupo de variantes, ya sea por precio, calidad, peso, etc, pero la que hoy rige solo tiene la opcion de la tomas o la dejas. Hablando del peso de los productos, donde se ha publicado el cambio del Sistema Metrico Decimal que ya la Libra no tiene 460 gramos, el Kg por debajo de las 2.2 Libras, el litro por debajo de los mil ml, ademas ¿Quien esta certificando las basculas de estos nuevos ricos a costa de las necesidades del pueblo? Saludos Chang

Jesus
 9/1/15 13:09

Al paso que estamos, los revendedores los encontramos hasta en el aire de respirar,todo el mundo los ve pero al parecer cada dia les interesa menos a quienes tienen la responsabilidad de evitar este mal,por mucho que se hable ,todo es bla bla bla ,y en la concreta es mas de lo mismo.Parece que ya nos acostumbramos y TODOS lo vemos normal,o será que los que mas pueden combatir ese mal no tienen necesidad de hacerlo.

Guarina
 9/1/15 12:07

Y que me dice usted de los vueltos en las compras, cuanto menudo perdemos por que nadie tiene cambio.

Es una cadena que no tiene fin

Paloma
 9/1/15 11:56

...Estoy totalmente de acuerdo con Ud. estimado Chang. Pienso que en alguna medida el trabajo por cuenta propia se convierte en una especie de amparo legal para ciertas actividades, que más tarde generan una cadena de problemas que no se sabe cómo resolver. Y no se trata de PROHIBIR, porque el tiempo nos ha enseñado lo que sucede cuando utilizamos la PROHIBICIÓN en lugar del CONTROL. Hay actividades que necesariamente para desarrollarlas deben contar con recursos materiales a precios mayoristas, de manera que el trabajador pueda obtener la ganancia correspondiente y las autoridades también puedan ejercer el control de forma coherente y sistemática en todo un sistema que propicie lo que persigue el nuevo modelo económico de nuestro país. Esto no se resolverá de manera espontánea, hay que incidir de manera directa en estos asuntos y desde perspectivas claramente objetivas. Pongamos por caso el expendio de alimentos: los recursos deben ser comprados a precios minoristas  y yo me pregunto de qué manera vender a precios acequibles y lograr a su vez utilidades que justifiquen el ejercicio de esta actividad. En cuanto a los agros o placitas, hay tela por donde cortar: los intermediarios, los revendores, los que tienen la tierra y abastecen dichos lugares, todos sin excepción venden al mismo precio, es como una especie de carrera contra el tiempo para lograr las mayores ganancias, no importa hacia quienen van dirigidas las ofertas y si pueden o no acceder a ellas. Claro, esto también tiene su explicación, aunque ella no va a resolver el asunto. Confío que para este nuevo año las autoridades del país tomen en cuenta este reclamo del pueblo, porque ya va siendo hora de frenar tanto abuso y desconsideración.

lajugada.cubava.cu
 5/1/16 8:20

para aumentar los niveles e producción hasta los índices necesarios 1ro habría que invertir o sea mejores remuneraciones que permitan que la mayor parte de la ano de obra disponible se dirija hacia la actividad en cuestión (agarraría) o sea discrepo con quienes afirman que el aumento del salario depende de un aumento de la producción actual, puesto que todo negocio necesita de una inversión la cual incluye salarios y de acuerdo a ellos el dueño podrá exigir mayor o menor rendimiento a sus tarjadores  o sea UD paga lo que justamente merece cada trabajador y en esa misma medida exige a cada trabajador lo que justamente cada trabajador debe aportar o rendir... pero igualmente habría o es obligatorio  establecer limites a los por ciento de utilidades posibles a obtener puesto que si lo dejamos a disponibilidad de la llamada oferta y demanda entonces puede ocurrir que todos los factores de la cadena obtengan más de lo que justamente merecen obtener o incluso podría ocurrir que intermediarios transportistas revendedores etc. aumenten no solo su numero sino los por cientos de utilidades o sea si cada quien puede hacer y poner los precios que cree justos entonces cualquier trabajador podría comprar X producto en 5CUP y revenderlo en 10-15 o hasta 20CUP según lo que dicte la demanda y oferta... lo cual lógicamente atenta contra el bolsillo de las mayorías y la encomia en general...

….por lo que 1ro aumentar los beneficios del trabajador campesino así como las condiciones de trabajo debe ser  ley 2do regular los % de utilidades es obligación del "Estado"

84
Enesto Moreira
 8/1/16 13:10

Yo solo me pregunto: ¿Cómo van a evitar los revendedores sin aumentar la producción?

¿Con más control y disciplina o policías en las tarimas? "Buena" esa, todo eso se ha hecho y no ha funcionado ni va a funcionar, porque el revendedor es un consecuencia inevitable de la escasez, ocurre, en Cuba, ocurre en Venezuela, ocurrió en España tras la guerra civil y así en cualquier panorama de escacez.

¿No quienen revendendores? Produzcamos entonces, cuando la oferta supere a la demanda, al revendedor se le pudrirá la marcancia porque nadie se la va a comprar a sobreprecio, habiendo en los establecimientos a precios menores. El acaparamiento se volverá un absurdo, pues con oferta suficiente no se podría agotar la meracncía del lugar donde se vendían originalmente.

 

78

Deja tu comentario

Condición de protección de datos