miércoles, 17 de abril de 2024

¡A brindar por 2024 con la copa medio llena!

Las realidades conseguidas fueron antes un sueño, un deseo o una idea en la mente de las personas...

Félix Arturo Chang León
en Exclusivo 29/12/2023
0 comentarios
Brindis por fin de año
Si piensas en que te irá mal, será elevadísima la probabilidad de que te vaya pésimo. (Alfredo Lorenzo Martirena Hernández / Cubahora)

Afortunadamente, quienes auguraban que los apagones del 2023 serían continuados en este 2024, no fueron los que tenían que conjurar el mal, pues de haber sido por ellos, hoy estaríamos alumbrándonos como los hombres de las cavernas.

Lo más perverso no era que vaticinaban déficit de capacidad de generación en los 12 meses que ya están terminando de transcurrir, sino que como aves de malagüero los anunciaron en momentos de desearnos felicidades y próspero año nuevo.

O tal vez resultó más malévolo aún que asegurarán la ocurrencia de la desgracia mediante el uso del humor que, en este caso, no fue sano, pues el pretendido chiste era: tengo una noticia buena y otra mala. La buena: dentro de unas horas se acaban los apagones del año 2023.

Sin dudas, pudo haber quienes lo hicieran con sanas intenciones de burlarse de la desgracia propia para paliar los sufrimientos, pero no debe de haber sido así para quienes preparaban la dramaturgia de modo que la mala creara expectativas preocupantes.

Llegado el momento propicio soltaban: la mala es que ya el primero de enero empiezan los apagones del 2023, pero afortunadamente ya el año está próximo a concluir con porspectivas de que el 2024 comience con incremento de la reserva dadas las inversiones para aumentadr la generación.

Al margen de buenas o malas intenciones en materia política, en este momento de la vida que se presenta cada 365 días, la práctica ancestral de la humanidad es desearse mutuamente lo mejor para la siguiente vuelta de la Tierra alrededor del Sol.

Ya estamos a pocas jornadas de que el planeta concluya el giro alrededor del astro rey en un recorrido en el que hemos vivido duros momentos aún estando sin las guerras que públicamente le han deseado a los cubanos, otros cubanos, pero malos.

Dentro de pocas horas, este cuerpo celeste que habitamos volverá al pùnto de partida para empender otro viaje cósmico, mientras los terrícolas, o para más precisión: los que habitan el archipiélago cubano, inicien otra carrera que ganar a las adversidades.

Magullados y maltrechos vamos llegando al final del recorrido en una competerncia en que los problemas llevaron la mejor parte y se coronaron vencedores, pero al mismo tiempo sabedores de que los vencidos son campeones que en el próximo tramo pueden sorprender.

La historia de esos seres caribeños demuestra que cuando el adversario gana una etapa, son capaces de mostrar el mejor semblante, erguirse sin muestras de cansancio y con una tremenda disposición anímica, ir ganando terreno como hizo contra el SARS-CoV2 hasta derrotarlo definitivamente.

No fue la Covid-19 el único caso, pues ya el científico cubano Carlos Juan Finlay Barré antes descubrió al sutil enemigo transmisor de la fiebre amarilla, y al enfrentar y controlar ese vector, la humanidad vivió una tranquila fase de su vida.

En otros escenarios también sucedió lo mismo, de ahí la frase que bien viene al caso: Convertir el revés en victoria, y alzar la copa para brindar por el advenimiento de otro años más después de 1959, y elevar la mirada hacia un recipiente medio lleno al cual se acerca la botella para llenarla.

¿Y qué tal si ese trago es de la simbólica canchánchara mambisa? Y si no la ternemos ¿por qué no apurar un trago con lo que tenemos, pero pensando en aquel brevaje de la manigua cubana?


Compartir

Félix Arturo Chang León

Periodista cubano de origen chino que nació y vive en Cuba. Santa Clara. Dirigió el periódico Vanguardia durante 16 años.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos