sábado, 24 de febrero de 2024

Neuropatía diabética, otra complicación de la diabetes

Quienes no controlan muy bien su azúcar en la sangre pueden tener más probabilidades de padecer neuropatía diabética...

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 21/10/2020
3 comentarios
Neuropatía diabética
Quienes no controlan muy bien su azúcar en la sangre, pueden tener más probabilidades de padecer neuropatía diabética. (Tomada de revistadiabetespr.com).

La neuropatía diabética es una de las complicaciones de la enfermedad crónica llamada diabetes mellitus. En ella se produce determinado daño en los nervios periféricos que dificulta sus funciones en diversas partes del cuerpo.

Se produce habitualmente en los diabéticos no bien controlados con niveles de sus glicemias generalmente por encima de lo normal. Con el tiempo, los niveles altos de azúcar en la sangre dañan los pequeños vasos sanguíneos que irrigan a los nervios, la llamada vasa nervorum. Por eso quienes no controlan muy bien su azúcar en la sangre pueden tener más probabilidades de padecer neuropatía diabética.

PREVENIR UNA NEUROPATÍA

Para un diabético que desee prevenir, detener o enlentecer el progreso de esta complicación, lo más importante es, de forma estable: mantener sus glicemias bajo control, tomar sus medicamentos, incluida la insulina, exacta y disciplinadamente, tal como lo prescribe el especialista; seguir una dieta saludable; hacer regularmente sus ejercicios físicos; alcanzar su peso ideal; asistir a sus consultas programadas con los análisis que se le hayan indicado; hacerse sus glicemias con su glucómetro y anotarlas en una libreta con fecha y hora; mantener su colesterol en cifras normales; no estresarse; dormir lo suficiente; y no fumar, beber o tener otra adicción tóxica.

LOS SÍNTOMAS FUNDAMENTALES

Los principales síntomas de la neuropatía diabética periférica son fundamentalmente entumecimiento; pérdida de sensibilidad u hormigueo doloroso y ardor en determinadas partes del cuerpo, especialmente en pies y dedos, así como en las piernas; debilidad muscular y dificultad para caminar; lenta cicatrización cuando se tienen cortes, llagas o ampollas en ellos, además de no doler tanto como pudiera esperarse debido a una sensibilidad disminuida.

YA EN LA CONSULTA MÉDICA

Cuando el diabético asiste a su consulta especializada, el médico debe revisarle los pies, así como también su podólogo en las visitas mensuales. Quien es diabético y comienza a tener síntomas de neuropatía diabética, se le realizará a un examen físico minucioso de la zona afectada y posiblemente sea remitido a una consulta de neurología.

Para diagnosticar la neuropatía diabética se utilizan pruebas para medir la funcionalidad de los nervios. Ellas determinan su respuesta a las señales eléctricas, la sensibilidad al tacto y los cambios de temperatura de las zonas exploradas.

¿EXISTE LA CURA PARA LA NEUROPATÍA?

Como no existe cura para la neuropatía diabética, el tratamiento se basa, tal como dijimos, en frenar o demorar el desarrollo de la afección o prevenir su aparición. Se puede lograr controlando los niveles de azúcar en la sangre al hacer cambios favorables en los estilos de vida, pues no solo ayudan a los nervios, sino también a promover la salud general.

Parte del tratamiento para la neuropatía diabética, una vez que lamentablemente se padece, se enfoca en aliviar el dolor y el malestar utilizando algunos medicamentos disponibles con ese fin, sin dejar de lado los saludables estilos de vida recomendados.

LOS VALIOSOS PIES DEL DIABÉTICO

Por parte del diabético es fundamental cuidar muy bien sus pies con y sin esta complicación presente, tratando de evitar lesiones en esa zona, haciendo ejercicio para ayudar a mantener los músculos fuertes y para conservar una adecuada circulación de la sangre, consultar con el especialista si encuentra una grieta o una llaga o uñas encarnadas en cualquiera de sus pies, mantener la piel seca, aplicarse una pequeña cantidad de loción o crema hidratante a sus pies cada día para mantener su piel suave y reducir el agrietamiento, no dejarlos estar demasiado calientes o demasiado fríos y nunca andar descalzo.

VIGILAR EL CALZADO

En relación con sus zapatos y medias, estas últimas deben cambiarse diariamente, ser cómodas, no muy ajustadas y nunca deben dejar de utilizarse; no caminar con chancletas o sandalias con puntera abierta, evitar los zapatos de tacón alto y con puntera estrecha.

Los zapatos nuevos deben comprarse al final del día, cuando los pies ya estén un poco hinchados, pues si quedan cómodos en ese momento, probablemente también se sentirán de la misma manera a cualquier hora del día. Se van acomodando y ablandando gradualmente.

Diariamente se debe revisar con la mano el interior de los zapatos para ver si tienen cuerpos extraños, clavos o durezas perceptibles en las plantillas, pues estas cosas podrían provocar rozaduras en los pies y generar ampollas o llagas no perceptibles y no dolorosas debido a una neuropatía diabética.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.

Se han publicado 3 comentarios


Lic Nilo P
 22/10/20 7:28

Creo que este señor Marcel debería hacer un trabajo científico, aunque sea una extensa revisión bibliográfica y tratar que se la publiquen en la Revista Cubana de Nutrición con estos planteamientos a ver que le dicen y no perder su validos tiempo en este pequeño espacio. Los que sufren ya de neuropatía diabética en fase avanzada tal vez tengan asociada cierto grado de insuficiencia renal crónica. ¿Y les va a dar una dieta rica en proteínas? ¿Y de la dieta balanceada qué?

Norberto
 21/10/20 18:39

Oiga Marcel, usted se está bUrlando de los lectores. Y la dieta balanceada indicada en el mundo entero qué? Presente su criterio y la cita de donde ha sacado eso a un congreso  médico a ver que le dicen. ¿Que especialidad médica o de otra cosa tiene Ud.? Mejor se asesora en Cuba donde hay tan magníficos especialistas a nivel mundial a ver que le dicen.

marcel
 21/10/20 10:56

Una dieta alta en grasas y proteinas puede ayudar con esta situacion.

doi: 10.1177/0883073813487595

Deja tu comentario

Condición de protección de datos