sábado, 13 de abril de 2024

Las pantallas y el desarrollo de los niños pequeños

Abusar de la televisión provoca un enlentecimento en el habla entre los más pequeños...

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 18/02/2019
4 comentarios
wifi Ladyrene Pérez  Cubadebate
Las pantallas también pueden interrumpir las comunicaciónes con sus padres y su medio, al limitar las oportunidades de intercambios sociales verbales y no verbales

Resulta conocido como abusar de la televisión provoca un enlentecimento en el habla entre los más pequeños. Además, afecta el sueño de estos menores, algo fundamental en esta etapa de sus vidas.

Y en los de mayor edad, aquellos sobre los diez años, también demoran su desarrollo cognitivo.

UNA  ALARMANTE INVESTIGACIÓN

Para una actualización y ampliación sobre este tema, fue realizada una investigación en la Universidad de Calgary, publicada recientemente en la revista JAMA Pediatrics.

En ella se demuestra  como el demasiado tiempo empleado para estar frente a las pantallas puede traer consecuencias negativas para el desarrollo de los niños.

¿CÓMO SE DESARROLLÓ LA INVESTIGACIÓN?

Fue comenzado el estudio hace alrededor de diez años entre gestantes que aceptaron un análisis en el desarrollo de sus futuros bebés. En resumen, si les afectaría el mayor o menor tiempo dedicado a estar delante de pantallas como televisión, ordenadores, videojuegos, tabletas, móviles, etc.

Se siguieron a 2.400 niños canadienses, y se pudo demostrar que cuanto mayor era el tiempo que habían pasado frente a las pantallas a los dos y tres años, peor era el desempeño de los mismos a los tres y cinco años, al realizárseles una prueba de desarrollo.

Fue analizado su progreso en cinco aspectos clave: comunicación, habilidades motoras gruesas y finas, resolución de problemas y habilidades sociales.

La comunicación fue medida en un niño de tres años, cuando se les preguntó si podían formar una oración de tan solo cuatro palabras o identificar las partes más comunes del cuerpo humano.

Para las habilidades motoras, se tomó en cuenta si el niño puede pararse sobre una sola pierna  o colocar cuentas en una cuerda.

Las diferencias según el tiempo dedicado a estos equipos fueron modestas pero significativas a lo largo de las tres etapas de la investigación.

Entre los niños investigados, el pico de estar frente a pantallas se observó a los tres años, antes de escolarizarse, con 25 horas a la semana como promedio.

Aquellos que más tiempo estuvieron frente a las pantallas a los dos y tres años, alcanzaron menos capacidades entre los tres y los cinco años.

DESARROLLO INFANTIL

En la investigación se considera cómo el desarrollo infantil se desarrrolla de forma rápida en los primeros cinco años de vida, etapa considerada como un período esencial de crecimiento y maduración.

El mecanismo por el que estos aparatos demoran ese desarrollo es muy simple. Cuando los niños pequeños están concentrados frente a las pantallas, desperdician y pierden oportunidades muy importantes para practicar y dominar las habilidades interpersonales, motoras y de comunicación.

RESULTADOS ALArMANTES

Cuando estos menores en las primeras etapas de sus vidas se encuentran ante la pantalla sin un componente interactivo o físico, se hacen cada vez más sedentarios y no pueden practicar habilidades como caminar y correr, y eso demora su desarrollo en esta esfera.

Las pantallas también pueden interrumpir las comunicaciónes con sus padres y su medio, al limitar las oportunidades de intercambios sociales verbales y no verbales; ellas son esenciales para estimular un crecimiento óptimo.

CONSEJO A LOS PADRES

Los padres pueden considerar a los dispositivos digitales y a las pantallas de forma similar a la comida chatarra. En pequeñas cantidades no hacen daño, pero su excesivo consumo trae serias y desagradables consecuencias pues se han hallado relaciones negativas en el desarrollo de los niños con excesivo tiempo dedicado a estos equipos digitales.

La Academia de Pediatría de los Estados Unidos aconseja a los mayores limitar el uso de todos estos medios a los pequeños de la casa pues significa que los niños no tienen suficiente tiempo durante el día para jugar, estudiar, hablar o dormir.

La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria expone de manera rotunda que los niños menores de dos años no deben ver la televisión en absoluto.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.

Se han publicado 4 comentarios


Tatiana
 19/3/19 11:19

Con una observación más positiva del tema creo que como padre y madre podemos utilizar estos medios tecnológicos (tablet, Internet) de manera constructiva. Por ejemplo yo misma estoy subiendo semanalmente cuentos infantiles para incentivarlos a la lectura. Cuando no tengo tiempo de hacerlo directamente los dejo ver en YouTube el cuento que yo subí. Y espero poder entusiasmar a más niños. Les dejo el enlace. https://youtu.be/e5pLdnhf7UU

senelio ceballos
 23/2/19 5:53

CABALLEEROS.....Hoy  a los chiquillos de  esta parte del mundo, ya  no los educan sus padres, escuelas, iglesias y mucho menos los abuelos...SOLO ESTAN METIDOS  en su TV /MOBILES/ PLANCHETAS etc mas del 80-90% de su tiempo...DOLOROSO ver eso aqui..Yo no quiero eso  para mis nietecitos cubanos!!!! Gracias Dr. QUIRANTES por su alertador articulo

Danay
 19/2/19 11:42

Coincido plenamente con Rita pues los únicos responsables de que pase esto son los mayores y no los niños. También considero que este artículo educa mucho.

Rita
 18/2/19 17:21

Muy bueno y muy educivo este artículo. A muchos padres les convendría leerlo.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos