martes, 21 de mayo de 2024

Enfermedades crónicas no transmisibles

El 10 por ciento de la población mundial padece de diabetes mellitus, enfermedad que cuesta miles de millones de dólares tan solo en tratamientos...

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 11/06/2012
0 comentarios
Niña comiendo frutabomba
Una dieta sana y balanceada previene muchas de estas enfermedades.

En el más reciente reporte anual de la organización Mundial de la Salud (OMS) donde se analiza hasta el finalizado año 2011, se indica que el 10 por ciento de la población mundial, como promedio, padece de diabetes mellitus, enfermedad que cuesta miles de millones de dólares tan solo en tratamientos y generadora de riesgos de ceguera, amputaciones de miembros inferiores, enfermedades cardíacas y renales, etc. 

Incluso existen algunos países de las islas del Pacífico donde hasta un tercio de la población sufre esta enfermedad.

En los últimos 10 años y según datos nacionales, Cuba casi ha duplicado la prevalencia de la diabetes. Actualmente existen más de medio millón de habitantes con esa dolencia.

Esa cifra no incluye la prevalencia oculta, o sea, las personas que son diabéticas y desconocen en ellas su presencia.

LA CRECIENTE OBESIDAD

Según la OMS la obesidad es otro importante problema. Sus tasas se duplicaron en menos de treinta años en todas las regiones del mundo, o sea, entre 1980 y 2008.

En la actualidad el 12 por ciento de la población mundial, 500 millones de seres humanos, son obesos y la cantidad sigue en aumento.

La mayor cantidad de personas con excesivo peso corporal se encuentran en el continente americano donde el 26 por ciento de los adultos padecen de esta enfermedad. La menor, en el sudeste de Asia con solo un  tres por ciento.

Entre las personas obesas predominan las mujeres por encima de los hombres. Están, por eso, más expuestas a desarrollar enfermedades como enfermedades cardíacas, diabetes mellitus y algunos tipos de cánceres. 

LOS FACTORES DE RIESGO

Los datos  difundidos brindaron la evidencia más clara hasta la fecha de la expansión de dolencias crónicas como la diabetes y las enfermedades cardiacas desde las naciones desarrolladas hasta las regiones más pobres del mundo.

Esto pasa a medida que hay cambios inadecuados en los estilos de vida y la alimentación. Las dietas con alto contenido graso y calórico, el sedentarismo, el consumo de alcohol y el tabaquismo son los principales riesgos para la salud.

La OMS señala en su informe que actualmente casi el 80 por ciento de las muertes por enfermedades crónicas como la diabetes, las enfermedades cardiacas y el cáncer se producen en países de bajos y medianos ingresos.

HIPERTENSIÓN ARTERIAL

Los datos de la OMS muestran como uno de cada tres adultos de todo el mundo tiene presión arterial elevada, causa de alrededor de la mitad de todas las muertes por accidentes cerebrovasculares y enfermedades del corazón.

Casi la mitad de la población adulta de algunos países de África padecen de hipertensión arterial.

En este continente, el aumento del tabaquismo, el cambio hacia una alimentación de tipo occidental y menos ejercicio están haciendo proliferar rápidamente las enfermedades crónicas no transmisibles. Se espera que sobrepasen a otras dolencias como las más letales para el 2020.

VÍAS DE ACCIÓN

Estas poco alentadoras estadísticas nos llevan a reflexionar como una adecuada educación en estilos de vida saludables pudieran prevenir y controlar la inmensa mayoría de las enfermedades crónicas no transmisibles y su secuela de muertes y discapacidades.

Es conocido de todos. La prevención es el arma más eficaz para derrotar a estos mortales enemigos del género humano.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos