miércoles, 22 de mayo de 2024

Cocina de Cuba

un blog de Cocina de Cuba

Recetas saludables con horno

Las recetas al horno no solo ahorran tiempo en la cocina, sino que son más sanas y manchan menos…

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 31/01/2024
0 comentarios
Pollo al horno
El pollo es una de las carnes blancas más sanas debido a su reducido aporte calórico y bajo contenido graso.(Tomada de cookpad.com)

Las recetas al horno no solo ahorran tiempo en la cocina, sino que son más sanas y manchan menos. Pero es necesario conocer qué recipientes para horno hay si no se desea afectar las mejores recetas o incluso romper el equipo.

En la actualidad los envases para horno ya se encuentran con su etiqueta.

No es por gusto revisar las peculiaridades de un objeto antes de adquirirlo. De esta forma se ahorra dinero pues solamente se van a obtener cosas que en verdad se necesitan. Quien tenga dudas, sólo tiene que revisar el rótulo del fabricante y conocer si es idóneo para el horno.

Los metales por lo común son buenos conductores del calor, y no es por gusto, pues las rejillas y las bandejas de horno y habitualmente son confeccionadas de metal. No se deterioran casi nada y soportan muy bien el calor. Esto conlleva a que los complementos de metal son muy aconsejables para horno.

Aluminio, acero inoxidable, hierro fundido o hierro colado habitualmente son los metales de los que están confeccionados los receptáculos de horno más habituales.

Quien tiene una fuente para confeccionar lasaña o suele aderezar pescados al horno sabe que el vidrio sí se puede meter: pero también sabe que es un vidrio específico, no cualquiera. Es el vidrio Pyrex o vidrio templado, que adquiere el nombre de la firma que lo hizo popular. Combinado con el metal, este tipo de vidrio es el principal material de los equipos de cocina al vapor de horno.

La piedra es más aconsejable para determinadas preparaciones, no por gusto hay un accesorio fundamental para horno que es la piedra para pizzas.

La silicona es el equipo más novedoso y es una genuina revolución en el mundo de los depósitos para horno. Igualmente, de ser aptos tanto para microondas como para horno, son dúctiles, por lo que se pueden desmoldar con facilidad, no se resquebrajan y no se rayan. Los moldes de repostería suelen estar confeccionados con este material.

LO QUE NO SE PUEDE METER

La mejor forma de cuidar un horno es no introduciéndole materiales que pueden arruinar los platos o estropearlo.

Ya se había dicho que los metales se pueden introducir en un horno, excepto, todos aquellos recipientes metálicos con mangos o asas de plástico. Hay que asegurarse de introducir en el horno sólo aquellos que estén totalmente hechos de metal, sin nada de plástico.

En cuanto al vidrio, también se debe aclarar una cosa. El vidrio templado es completamente apto, pero el vidrio común no aguanta temperaturas muy elevadas sin que se resquebraje. Las temperaturas por encima de los 100º provocan que se dañe y es sólo es apto si se va a utilizar el horno para preparaciones a temperatura baja.

La loza y la porcelana pudieran ser recipientes para horno pues resisten bien las elevadas temperaturas. Su problema principal es la decoración. La mayoría de las pinturas se desprenden con el calor extremo y puede provocar que las elaboraciones sean tóxicas o sepan mal.

Un horno puede darnos muchísimas alegrías, pero se debe tener claro cómo utilizarlo. Y es sustancial tener claro las temperaturas de cocción, los tiempos, o los materiales que más les acomodan a nuestros platos, solo de esta forma serán inolvidables, pero para dejarnos satisfechos.

RECETAS

Huevos al horno con tomate y queso fresco

Estos huevos al horno harán las delicias de pequeños y mayores, son muy fáciles de cocinar y ¡están riquísimos!

Ingredientes:

4 huevos

200 gramos de queso

800 g de tomates maduros

2 dientes de ajo

1 cebolla

2 ramitas de tomillo fresco

1 cucharadita de azúcar

Pimienta

Aceite

Pizca de sal

Preparación:

Picar el ajo y la cebolla por separado. Preparar una sartén con dos cucharadas de aceite. Ponerla a calentar, echarle la cebolla picada y rehogarla durante 5 minutos hasta que esté transparente. Echar el ajo, también picado, y el tomillo, y rehogar durante otros 2 minutos más.

Trocear los tomates y echarlos a la sartén. Para quitarle su acidez, espolvorearle una cucharadita de azúcar y cocinar por 20 minutos a fuego lento.

Con una cuchara o un tenedor, retirar el tomillo y bati la mezcla con la batidora hasta conseguir una salsa homogénea. Salpimentar y verter la salsa en una fuente de horno o en cuatro depósitos individuales para horno.

Cascar los huevos encima y hornear durante 10 minutos a 180°, hasta que cuajen.

Alejar los recipientes del horno y colocar el queso fresco por arriba en montoncitos pequeños. Salpimentar los huevos y condimentar con un hilo de aceite. Finalmente, añadir unas hojas de tomillo fresco y dispensar enseguida para que no se enfríen.

Pollo al horno con col y pimiento

El pollo es una de las carnes blancas más sanas debido a su reducido aporte calórico y bajo contenido graso. Proporciona vitaminas, sobre todo del grupo B, y, en relación a minerales, destacan el zinc, el magnesio y el hierro, con una baja aportación de sodio.

Ingredientes:

4 muslos de pollo

1 limón

2 ramitas de tomillo

2 ramitas de romero

1 pimiento rojo

2 cucharadas de mostaza

250 gramos de col

1 cucharada de aceite

100 ml de caldo de carne

Pimienta, al gusto

Pizca de sal

Preparación:

Precalentar el horno a 200°. En una fuente para horno, colocar los muslos de pollo y untarlos con la mostaza. Salpimentarlos, rociarlos con un chorrito de jugo de limón y espolvorearle por encima las hojas de tomillo y de romero.

Lavar el pimiento rojo, secarlo y disponerlo en otra fuente para horno más chica. Echarle una cucharada de aceite por encima.

Introducir las dos fuentes en el horno y dejar cocinar por 35 a 40 minutos. Mientras tanto, en otra fuente refractaria y añadir la col.

Con caldo de carne, regar la col, salpimentar e introducir la fuente también en el horno, junto al pimiento y el pollo. De esta manera, cuando el pollo esté listo, igualmente lo estará la guarnición.

Sacar del horno el pimiento asado y dejar que se entibie por unos minutos, rodeado por un paño de cocina limpio, previo a pelarlo. Quitarle la piel y desechar las semillas y, después, cortarlo en tiras. Servir el pollo con la guarnición, todo rociado con los jugos provenientes de la cocción.

Tortilla al horno con espinacas, jamón, queso y tomate

Esta receta de tortilla se hace al horno Y, además, es muy fácil.

Ingredientes:

8 huevos medianos

100 g de espinacas en hojas limpias

125 g de queso en cuadraditos

2 tomates pera maduros

Pimienta, al gusto

Aceite

Albahaca fresca

Pizca de sal

Preparación:

Empiece por poner el horno a precalentar a 180°. Lavar y secar los tomates y cortarlos en rodajas. Reservar 4 rodajas para adornar la tortilla y retirar las semillas del resto.

Lavar las espinacas y saltearlas en una sartén con un poco de aceite hasta que expulsen toda el agua. Salpimentar y reservar mientras que se escurren.

Batir los 8 huevos y salpimentar.

Untar un molde con aceite y echar los huevos. Después, repartir las espinacas, el tomate sin semillas y el queso troceado.

Tapar con papel de horno y hornear 15 minutos. Retirar el papel y repartir las rodajas de tomate reservadas. Hornear 10 minutos más, destapado.

Dejar enfriar la tortilla unos minutos, bajará un poco de volumen. Desmoldarla y servirla adornada con albahaca fresca.

Aguacate con huevo al horno

El aguacate y el huevo es una de las combinaciones favoritas para el desayuno.

Ingredientes:

1 huevo

1 aguacate

Unas cuantas masas de pollo

Aceite

Pimienta negra

Pizca de sal

Preparación:

Partir por la mitad un aguacate, sacarle la semilla, agrandar un poco el hueco con una cuchara, y volcar dentro el huevo, echar pimienta negra, sal y unas gotas de aceite.

Meter en el horno precalentado a 180º por 10 minutos aproximadamente. Echar unos pedacitos de pollo, y volver a poner 5 minutos más en el horno y listo para disfrutar, con pan.

Papas fritas, al horno

Ingredientes:

2 o 3 papas medianas

Pimentón dulce

Aceite

Pizca de sal

Preparación:

Precalentar el horno a 180° con calor por arriba y por abajo. Se lavan, se pelan y se cortan las papas en trozos no muy gordos

Se añade el pimentón dulce, la sal y el aceite. 

Se colocan las papas en la bandeja del horno de manera que no estén apiladas

Ponemos en el horno a 180° por 30 minutos

Se sacan las papas y se les da la vuela y se vuelven a meter al horno, en este caso 10 minutos porque ya están blanditas

Se sacan y listo.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.


Deja tu comentario

Condición de protección de datos