miércoles, 12 de junio de 2024

Cocina de Cuba

un blog de Cocina de Cuba

Alimentación con algunas recetas en la diabetes tipo 1 (+ video)

Los niños y jóvenes diabéticos son muy sensibles a los alimentos en general y por eso deben tener una alimentación más balanceada y sana que la de cualquier otro niño...

Alberto Jesús Quirantes Hernández
en Exclusivo 30/06/2021
2 comentarios
Pollo-brochetas-pimiento-tomate
Consumir brochetas de pollo con pimiento y tomate, es un alimento saludable para los diabéticos tipo 1. (Tomada de unareceta.com ).

La primera parte de este artículo va dirigido a los niños y jóvenes con diabetes tipo 1; la segunda parte es para los padres del menor afectado.

La diabetes autoinmune o tipo 1 aparece cuando las células inmunes llamadas T auto reactivas atacan y destruyen las células que producen insulina del propio organismo, la hormona que regula los niveles de azúcar en sangre.

Hay cuatro pasos importantes que los niños y jóvenes que padecen diabetes tipo 1 deben seguir para mantenerse sanos: El primero es inyectarse insulina o usar una bomba de insulina siguiendo las recomendaciones médicas; el segundo es mantener una alimentación saludable y seguir un plan de comidas; el tercero, mantenerse activos mediante el juego o la práctica de ejercicios, y el cuarto es recibir, tanto los menores como los padres, una educación diabetológica adecuada. Los menores trabajarán junto a sus padres y los miembros del equipo de profesionales que está tratando su diabetes para diseñar un plan de tratamiento ajustado a sus necesidades. Quienes siguen el plan de tratamiento indicado se mantendrán sanos y podrán evitar problemas de salud posteriores.

LAS INYECCIONES DE INSULINA

En las personas que padecen diabetes tipo 1 las inyecciones de insulina son fundamentales para controlar la cantidad de glucosa, el azúcar, en la sangre. El cuerpo obtiene la glucosa de los alimentos consumidos. A través de la circulación sanguínea la glucosa llega a todas las células del cuerpo, pues la glucosa aporta la energía que las células necesitan para funcionar.

No obstante, las personas que padecen diabetes tipo 1 no producen la hormona llamada insulina. Sin insulina, la glucosa no puede ingresar en las células. Por lo tanto, permanece en el torrente sanguíneo y produce elevados niveles de glucosa en sangre. Quien tiene elevados niveles de glucosa en sangre se siente enfermo. En las personas que padecen diabetes tipo 1, hasta ahora la insulina es el único medicamente que puede lograr que los niveles de azúcar en sangre recuperen parámetros saludables. En una persona normal, el páncreas produce la cantidad necesaria de insulina para mantener los niveles de azúcar en sangre dentro de lo normal. Sin embargo, en una persona que padece diabetes tipo 1 el páncreas no produce insulina. Por ese motivo, necesita inyectársela o usar la llamada bomba de insulina.

Si alguien tratara de tomar la insulina por vía oral, los ácidos presentes en el estómago y los intestinos destruirían el medicamento y no surtiría ningún efecto. En la actualidad, las inyecciones de insulina no son dolorosas gracias a que las agujas son muy delgadas. Por otro lado, las bombas de insulina funcionan enviando insulina desde un depósito a través de un tubo delgado que se coloca debajo la piel y reduce la cantidad de inyecciones diarias necesarias.

UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Muchas personas creen que los niños y los jóvenes, por ser diabéticos, suelen tener limitantes a la hora de comer, pero el caso es que pueden comer de forma natural, siempre y cuando exista un control de familiares conocedores de por medio. Los niños y jóvenes diabéticos son muy sensibles a los alimentos en general y por eso deben tener una alimentación más balanceada y sana que la de cualquier otro niño. No hay alimentos prohibidos para la diabetes infantil, pero sí hay algunos que se deben controlar por precaución y algunos eliminados por completo. Es esencial que los niños consuman los alimentos en las cantidades recomendadas por su médico nutricionista. Es importante destacar que siempre debe ser un especialista en nutrición el que indique las mejores recetas o recomendaciones en cuanto a la comida.

Como parte de su tratamiento para la diabetes, quienes tienen diabetes mellitus tipo 1 deben llevar una dieta balanceada, que contenga una gran proporción de alimentos nutritivos, al igual que cualquier persona que quiera mantenerse saludable. Sin embargo, cuando los niños comen una mayor cantidad de ciertos alimentos no recomendables, quizá tengan que ajustar la dosis de insulina por haberse elevado la glicemia. Los carbohidratos simples, así como el pan y las pastas refinadas aumentarán los niveles de azúcar en sangre. Los niños y jóvenes que padecen diabetes tipo 1 deben seguir un plan de comidas. Puede ayudar programar lo que se come en el desayuno, el almuerzo y la comida, así como las meriendas. Esto permitirá controlar la diabetes con mayor facilidad. El plan también puede incluir los grupos de alimentos a incorporar en las comidas e indicar el tamaño de las porciones a consumir. Para quien padece diabetes tipo 1, su plan de comidas no debe incluir alimentos de los llamados de comidas rápidas o bebidas con azúcar. Quien desee llevar una dieta saludable, debe limitar o eliminar el consumo de estas comidas y bebidas. Consumirlas en demasía puede conducir a un exceso en el peso corporal o provocar otros problemas de salud a largo plazo, como enfermedades cardíacas, teniendo en cuenta que las personas que padecen diabetes ya pudieran estar en riesgo de sufrir estos problemas.

CONTROL DE LOS NIVELES DE AZÚCAR EN SANGRE

El único recurso que permite en el día a día comprobar la efectividad de las inyecciones de insulina y el plan de comidas es el control de los niveles de azúcar en sangre. La mayoría de los niños y jóvenes que padecen diabetes tipo 1 deben medir sus niveles de azúcar en sangre con un medidor de glucosa en sangre llamado glucómetro. Quienes padecen diabetes tipo 1 suelen necesitar medir estos niveles de tres a cuatro veces cada día. Algunos deben controlar los niveles de azúcar en sangre con mayor frecuencia. El glucómetro funciona con una muestra muy pequeña de sangre y al obtenerla con la pluma insulínica se sentirá como un pellizco. También sería recomendable utilizar un monitor continuo de glucosa. Este monitor es un dispositivo que se lleva encima como un reloj y que mide las concentraciones de azúcar en sangre durante todo el día, con intervalo de pocos minutos. Cuanta más cantidad de mediciones se hagan, más fácil será controlar los niveles de azúcar en sangre. Quien mantiene sus glicemias en parámetros adecuados se sentirá mejor y tendrá menos problemas en su salud a largo plazo. El médico de asistencia le hará saber tanto al paciente como a sus padres cuáles deben ser los niveles de azúcar en sangre y cuándo realizarse los chequeos.

MANTENERSE ACTIVO

Los niños y jóvenes que padecen diabetes pueden y deben jugar mucho, al igual que otros niños. El ejercicio forma parte del plan de tratamiento para la diabetes, pues ayuda a prevenir problemas de salud en el presente y a largo plazo. Sin embargo, como los niveles de azúcar en sangre pueden modificarse durante el ejercicio, los jóvenes pacientes deben saber cómo manejar este cambio. La lista de actividades que podría realizar el niño o el joven con diabetes tipi 1 son la natación, la bicicleta, correr, el fútbol y otras actividades que demanden un esfuerzo físico adicional, pues son recomendables. Sin embargo, antes de anotarlo en alguna actividad se debe consultar con su endocrinólogo pediatra. El médico de asistencia orientará sobre qué hacer antes, durante y después del deporte. Pueden decirte qué hacer y cómo hacerlo a quien no se sienta bien mientras está jugando. Sin embargo, con la adecuada combinación de una dieta saludable, controles de azúcar en sangre y la dosis de insulina necesaria, se puede mantener activo y sentirse bien.

PARA LOS PADRES

Los padres, así como también los maestros y demás familiares deben tratar al niño diagnosticado con diabetes con normalidad y no hacerlo sentir “especial” o tener consideraciones exageradas con él, ya que la responsabilidad, la toma de conciencia de su condición y la actitud proactiva del niño frente a la diabetes contribuirá a su control.

Es recomendable que los padres junto con el niño o adolescentes con diabetes tipo 1 lleven una libreta como diario de un control de sus actividades cotidianas, para calcular diferentes aspectos y anotar allí el nivel de glucosa en la sangre, horarios de comida, actividades físicas o cualquier evento de interés. Sobre todo, llevar en este cuaderno un registro de los días en los que ocurrió algún suceso altamente favorable o desfavorable para la salud del niño.

Se le debe otorgar determinada independencia al hijo, hacerlo responsable de su tratamiento y celebrar juntos los avances en su salud. Los psicólogos recomiendan que el niño asuma el control de sus niveles de azúcar en la sangre, inyección de su insulina y controles de comida de forma progresiva a partir de los 8 años de edad. Los pediatras especialistas en diabetes recomiendan consumir de 5 a 6 comidas diarias y administrar la insulina tras la ingestión de un plato balanceado que contenga los nutrientes necesarios. Solo el médico es quien puede determinar con precisión la dieta que debe seguir el niño de acuerdo a su estatura, peso o actividad física, para mantener controlados sus niveles de glucosa.

LOS ALIMENTOS ADECUADOS

La ingestión de carbohidratos y proteínas es fundamental. Las verduras verdes y naranjas son fundamentales en su alimentación, al igual que las frutas. Se le debe enseñar al niño a preferir una ensalada de frutas por encima de una cuña de cake u otro alimento con alto contenido de azúcar. Se deben preparar en casa platos con creatividad a base de estos alimentos y siempre contar en el refrigerio con estos aliados. Los dulces son tentaciones en las que el niño podría caer, sin embargo, desde los primeros momentos se le debe hacer consiente de los riesgos que esos alimentos implican.

LAS COMIDAS

Toda la familia se podrá beneficiar de la dieta balanceada del niño con diabetes, pues la pudiera utilizar de la misma manera. En general, se trata de consumir alimentos sanos y a la hora adecuada. La madre o quien cocine debe elegir modos de cocción de alimentos al vapor, plancha, horno y reducir la ingesta de grasas saturadas en el hogar. Entre los alimentos se debe reducir, y si es posible eliminar, el consumo de grasas saturadas y trans y seleccionar carnes magras, aceites de oliva preferentemente extra virgen y pescados ricos en ácidos graso Omega 3. Evitar que los niños con diabetes ingieran golosinas con azúcar, miel y edulcorantes artificiales.

Algunos productos especiales para diabéticos condicionan mentalmente al niño a su favor y, como algunos contienen grasas y azúcares, se deben leer atentamente las etiquetas antes de su consumo.

También se deben obviar los quesos grasos, los embutidos, las grasas animales, la manteca de cerdo, la mantequilla y la margarina, las gaseosas, así como las grandes cantidades de comida. Se debe contar siempre en el refrigerador del hogar con frutas, hortalizas, vegetales, carnes magras, aves, pescados, panes y galletas integrales y leche descremada y, si hay algún dulce, que sea sin azúcar.

ALGUNAS RECETAS RECOMENDABLES PARA DIABÉTICOS TIPO 1

Pollo con brochetas de pimiento y tomate

Ingredientes:

-Una pechuga de pollo

-Un tomate maduro

-4 pimientos verdes para freír

-4 tiras de pimiento rojo

-8 cucharadas de aceite de la mejor calidad posible

-1 cucharadita de salsa de soja

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Hacer cuatro brochetas de masas de pollo con tomates, pimientos verdes, y un poco de pimiento rojo.

-En el momento de cocinarse, agregar un poco de aceite.

-Después, asar en una plancha o donde sea más cómodo.

-Al finalizar, cuando estén listas, acompañar las brochetas con vegetales para hacer más atractiva la presentación.

Arroz especial con carne magra

Ingredientes:

-250 gramos de arroz integral remojado desde cuatro horas antes

-350 gramos de carne de lomo o solomillo picada

-1 cebollino

-2 tomates maduros

-2 dientes de ajo

-Unas ramitas de perejil

-1 pizca de albahaca seca

-1 pizca de pimienta negra

-½ cucharada de queso parmesano rallado

-2 cucharadas de aceite de la mejor calidad posible

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Sazonar la carne con la pimienta, para luego guardar en el refrigerador por 25 minutos.

-Saltear en aceite, el ajo y el cebollino picados en trozos pequeños.

-Una vez cocinado lo anterior, añadir la carne picada para luego remover en un sartén a fuego lento, hasta que tome un color dorado.

-Continuamente añadir tomates cocinados en trozos, albahaca y perejil, para luego cocinar a fuego medio, removiendo constantemente.

-Al estar lista la carne, agregar el arroz removiendo con la carne guisada.

-Sofreír el arroz con la carne un rato más, para luego agregar agua. El doble de agua en comparación con el arroz.

-Dejar cocinando por 25 minutos a fuego bajo

-Por último, servir agregando un poco de queso rallado por encima.

Croquetas de verduras

Ingredientes:

-1 zanahoria

-1 cebolla

-100 gramos de calabaza

-1 pimiento verde

-2 dientes de ajo

-1 litro de leche descremada

-4 cucharadas soperas de harina de trigo integral

-Queso rallado

-1 huevo

-Pan integral rallado

-Perejil picado

-Aceite de la mejor calidad posible

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Una vez peladas las verduras excepto la cebolla y el ajo, pasarlas por el guayo fino y reservarlas.

-Picar muy bien la cebolla, el perejil y el ajo, y rehogarlos en una sartén con aceite caliente. Cuando estén dorados, añadir las verduras. Cocinar todo de 5 a 10 minutos.

-Cuando esté todo hecho, añadir la harina poco a poco para evitar que se formen grumos.

-Enseguida, añadir poco a poco la leche templada, sin dejar de remover, hasta que se consiga una mezcla espesa.

-Añadir el queso rallado, remover todo y dejar que se enfríe.

-Cuando la masa esté fría, untar las manos de aceite o mantequilla o margarina y dar forma a las croquetas. Rebozarlas en el huevo batido y luego en el pan rallado y freírlas en abundante aceite caliente.

-Retirar las croquetas del aceite y dejarlas escurrir en papel absorbente.

Se pueden acompañar las croquetas con una salsa de tomate. También puedes congelar las croquetas que no se vayan a utilizar.

Pescado al horno

Ingredientes:

-2 filetes de pescado

-1 cebolla

-1 limón

-Caldo de pescado o verduras, preferentemente hecho en casa

-100 mililitros de vino blanco

-Aceite de la mejor calidad posible

-Perejil

-Pimienta

Pizca de sal, opcional

Preparación:

-En una fuente para horno, untada de aceite, colocar los filetes de pescado. Hacerles unos cortes con el cuchillo para que se hagan más fácilmente.

-Echar un poco de aceite en una sartén, añadir la cebolla y freírla hasta que esté dorada, sacarla y reservarla.

-Precalentar el horno a 150ºC. Añadir caldo, regar con el vino y el jugo de limón y añadir una pizca de perejil y pimienta. Añadir también la cebolla.

-Hornear durante unos 35 minutos a 150ºC.

Ensalada mixta

Ingredientes

-200 gramos de col

-150 gramos de zanahoria (2 unidades medianas)

-125 gramos de remolacha cruda o cocinada (½ unidad)

-4 cucharadas soperas de aceite de la mejor calidad posible

-1 pizca de sal

Preparación:

-Lavar y pelar todos los vegetales: col, zanahoria y remolacha.

-Usando un guayo en la medida gruesa, rayar una a una la col, las zanahorias y la media remolacha.

-Aliñar con el aceite.

-Servir cada vegetal rallado por separado para conseguir un juego de colores. Incluso, se pueden hacer dibujos.

Muslos de pollo asados con rapidez

Ingredientes:

-2 muslos de pollo sin pellejo

-4 papas

-1 cebolla

-1 limón

-Aceite de la mejor calidad posible

-Perejil

-Pimienta negra

-Pizca de sal, opcional

Preparación:

-Lavar y pelar las papas y cortarlas en rodajas finas.

-Picar muy fina la cebolla y ponerla en un plato. Colocar encima las papas, regar con un chorrito de aceite.

-Poner las papas en el microondas, cubiertas con la tapa para que no salpiquen, unos 3 o 4 minutos a máxima potencia.

-Mientras tanto, salpimentar los muslos de pollo. Sacar el plato con las papas y repartirlas en cuatro platos. Colocar encima de cada uno un muslo de pollo y echar el jugo de medio limón, un chorrito de aceite y una pizca de perejil por encima.

-Ponerlos en el microondas con la tapa, a máxima potencia durante unos 4 o 5 minutos. Sacar y dar la vuelta al pollo con cuidado, regar de nuevo con aceite y el otro medio limón. Poner el modo grill y dejar 5 minutos, sacar y servir.


Compartir

Alberto Jesús Quirantes Hernández

Profesor Consultante y Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Docente Dr. Salvador Allende en La Habana, Cuba.

Se han publicado 2 comentarios


Kattya
 4/5/22 10:35

Hola, desde hace 5 años que vengo luchando contra la diabetes Pero encontré un tratamiento natural aquí lo puedes ver: => https://comovencerladiabetes.com <=  Después de 3 meses logre recuperar mi salud mis niveles de azúcar son normales y me siento más vivo que nunca.

Luiusa
 1/7/21 14:45

Hemos aprendico mucho con este artículo

Deja tu comentario

Condición de protección de datos