viernes, 12 de julio de 2024

Sones para El Caballero

¿Qué mejor que un son para homenajear al Maestro Adalberto Álvarez?...

José Ángel Téllez Villalón
en Exclusivo 29/10/2021
0 comentarios
Caricaturas de Esteban Isnardi
Dos caricaturas realizadas al Maestro Adalberto Álvarez que forman parte de la impresionante serie Grandes Músicos Cubanos de Ayer y de Hoy. (Esteban Isnardi)

Toda la familia cubana lloró por la partida física  del Maestro Adalberto Álvarez. El pueblo, su Presidente y sus colegas de la música, en la Isla y más allá. No faltaron las condolencias a sus familiares y amigos de muchos admiradores nacidos en otros lares. Desde ese día, por aquí y por allá, se fueron manifestando sentidos homenajes, también los musicales. ¿Y cómo mejor que con un son?

En el oriente cubano se cocinó el homenaje de Cándido Fabré. Desde finales de septiembre, en el portal web de la emisora Radio Granma  se informaba   de la producción de audiovisual, en homenaje a Adalberto Álvarez. “Tras escribir la letra en el celular, me di cuenta de que se le podía poner música y nos dimos a la tarea, expresó Fabré. Para ello reunimos a un conjunto de tres trompetas y un trombón, y finalmente la canción, que lleva por título El son necesita de ti, quedó bien bonita”.

“Se trata de la primera vez, después de muchos años, que salgo de mi formato de charanga, pues me propuse hacer una agrupación similar a la de Adalberto. Lo hemos hecho, suena muy bien y estoy contento con el resultado, confesó. “Nuestro Caballero del Son merece un alto, porque es uno de esos que llegaron para quedarse, referencia obligada en el pentagrama musical cubano y autor de una obra digna de seguimiento”.

Al homenaje manzanillero se sumó la carismática cantante Mirelia Martín, el joven solista Bernardo Antonio, y el también juglar Lázaro Cardona. De los arreglos musicales se encargó Abel Baldoquín.

El audiovisual, producido por la Empresa Comercializadora de la Música y los Espectáculos Sindo Garay, se filmó en distintas locaciones de Manzanillo, entre ellas el complejo recreativo Costa Azul, el malecón y el parque Carlos Manuel de Céspedes. Sobre la factura del video comentó el popular músico no era para competir con nadie, y sí en virtud de propiciar el disfrute del tema por el público. Fue publicado en las plataformas digitales el pasado 20 de octubre.

Ese mismo  día, en que celebramos el Día de la Cultura Cubana, fue estrenado el videoclip de "El Son del Caballero" de la autoría de los cantautores  Raúl Torres y Andres Serpa. El tema contó con los arreglos  y producción de Manolito Simonet y Víctor Rodríguez (Vitico). Simonet se había encargado de la  producción musical Al Son del Caballero, Alianza Musical, del sello discográfico BISMUSIC.  Fonograma que cierra, con   “Un son para un Caballero”, tema  que el boricua Gilberto Santa Rosa dedicó a Adalberto.

Para este otro homenaje se  sumaron grandes músicos e intérpretes de la música popular, bien cercanos a “El Cantor del Camaguey, de Cuba y de Mundo entero”. Es el caso del Maestro Frank Fernández, con su sentimental introducción al piano. Otros de los músicos invitados fueron César (Pupy) Pedroso, José Luis (El Tosco) Cortés, Pancho Amat, Elito Revé, Lazaro Valdés y Maikel Blanco. Entre los que tributaron con sus voces, Haial Maríaa Mompié, Tania Pantoja, laritza Bacallao, Paulo F. G., Roberto (Robertón) Hernández y Alexander Abreu.

El video  fue realizado por Rueda Producciones y se conforma de imágenes de archivo del carismático Adalberto Álvarez, solo  o compartiendo con sus colegas, más otras capturas de los músicos mientras se grababa el tema.  

Ya decíamos que no  solo en Cuba, el dolor por su partida física  y los tributos a su inmenso legado se manifestaron por doquier. “Réquiem para un sonero” es la mejor prueba de ello. Un producto internacional, brotación del sentimiento de un uruguayo radicado en Europa  y enriquecido por varios músicos cubanos, admiradores todos de El Caballero del Son. 

El poema-son  con letra del caricaturista y maestro de baile  Esteban Isnardi,  fue interpretado por  El Moro Miranda (cantante de Mercadonegro); Luisito Aballe se ocupó de los arreglos musicales, la mezcla y el mastering,  además de la percusión y el piano. Se sumaron, de ambos lados del Atlántico, Delmis Aguilera (Bajo), Michael Romero (Trompeta), Carlos Latoche (Trombón) y Carlos Irarragorri (Tres cubano).  Dampi Mesa y el propio  Aballe completaron con el coro.

Me cuenta  Isnardi, que sus intercambios con el maestro Adalberto, fueron más bien escasos, cuando comento un poema que el hizo al son y cuando comentó su  caricatura. Su conexión  es “interior y espiritual, como la de tantos nosotros, por la obra y el legado mayúsculo del Maestro”. Como caricaturista, destaca su mirada es traviesa, la alegría y ganas de vivir que expresaba su rostro. Como estudioso de nuestra cultura, sus cualidades como músico, “destacaría una gran generosidad, una atención constante a los otros y a su entorno, una conciencia de su dimensión histórica y de su misión, pero siempre cercano a su público, a la gente en general y a sus colegas en lo particular”.

Dentro de su inmenso legado musical reconoce su apasionada promoción del son, del legado de los orichas  y del casino. “Su canción “¿Y qué tú quieres que te den ”,  cantada inicialmente por Rojitas, es la que acercó mayormente el panteón yoruba al público danzario en los festivales y congresos del mundo entero. En lo que se refiere al casino, él le dió otro gran impulso de proyección internacional con su programa televisivo “Para bailar casino”, del cual salieron grandes parejas que luego triunfaron en el circuito mundial”.

Sobre cómo se gestó su homenaje me compartió: “Fue algo que se impuso a mí, en el mismo momento en el que me enteré de su partida hacia otros lares;  agarré el bolígrafo y en 10 minutos hice la letra. Fue una impulsión, supe que mi homenaje pasaría por lo escrito y por ende lo musical, y que no podía ser otra cosa que un Son, pero ese aporte lo dieron los compositores, arreglistas y otros músicos, especialmente en los arreglos y composición Luisito Aballe y Mandi Miranda el Moro, voz estelar de Mercadonegro”.

“Réquiem para un sonero”, más que la letra de un son es un poema musicalizado. “Debo reconocer que yo lo imprimo siempre musicalidad a mis poemas, máxime si sé que van a ser cantados, pero al fin y al cabo nunca es la del resultado final y para mí es una maravilla descubrir lo que han hecho con mi texto los Músicos”. No faltan las metáforas y la personificación de la música. “Le di relevancia a los instrumentos porque, efectivamente, al personificarlos y darles un alma, quiero mostrar lo mucho que la música sufre esa partida. Pues en la vida del maestro la música está en la vanguardia. La repetición de la palabra “notas” con adjetivos de rimas asonantes, en las estrofas, se impuso a mí como una evidencia tras el primer verso.

“Con el texto terminado me pregunté a mí mismo que voz yo quería para darle cuerpo, y en definitiva vida, al poema. Enseguida pensé en la de Mandi Miranda, una voz de Sonero excepcional. Ambos vivimos en Suiza, pero te juro que ese no fue el factor preponderante”. Se la mandé por WhatsApp y el hombre me respondió con todo el entusiasmo del mundo. Luego se la hicimos llegar al gran compositor cubano Luisito Aballe, que está aquí también, aunque en otra ciudad, y ellos se encargaron de la parte musical, con cubanos residentes en tierra helvética, uno en Trinidad (Cuba) y otros músicos que pusieron los vientos desde Colombia. Es una producción internacional”.

“Una vez que el `producto´ estaba terminado, me dieron cita en el estudio de grabación para que lo oyera… empecé erizándome y, en la mitad de la canción, se me cayeron las lágrimas. Fue un momento mágico con Luisito y Mandi, los tres emocionadísimos y sabiendo que le estábamos haciendo un digno homenaje al maestro. Quiero recalcar que yo tengo buena relación virtual con su hija, la gran pianista Dorgeris Álvarez, y desde el principio yo la puse al tanto de nuestro propósito, de un cierto modo pidiéndole permiso. Su respuesta fue llena de amor”, me relató por un chat.

Pero las emociones no pararon ahí. Antes sus lanzamiento en las plataformas el 22 de octubre, Isnardi supo de reacciones entusiastas. Dos de los más grandes Deejays de música cubana en escenarios internacionales, el Dj Flecha, ganador de los prestigiosos premios Lukas en el Reino Unido, y Jack El Calvo, nombrado en muchísimas canciones de las grandes orquestas cubanas, han dicho que es un tema excepcional y lo han pasado en sus fiestas.

Son tres sones, creados en disimiles espacios geográficos pero arreglados  y defendidos desde la cubanía y el compromiso con el legado del Premio Nacional de Música 2008; el principal promotor de la celebración en nuestro  país del Día del Son Cubano. Una fecha emblemática, que al decir del pianista y compositor camagueyano, “nos dio la cobertura necesaria para que se sintieran representados todos los soneros a lo largo y ancho de la Isla. Porque el 8 de mayo no vamos a rendir homenaje solamente a Cuní y a Matamoros, sino a todos los soneros, a todo el son de Cuba, el de oriente y el de occidente, el más tradicional y el más contemporáneo”.

Para toda la vida nos quedara el legado de Adalberto Álvarez. Nosotros y nuestra descendencia seguiremos disfrutando sus creaciones musicales, la ofrenda de El Caballero del Son a la cultura cubana.


Compartir

José Ángel Téllez Villalón

Periodista cultural


Deja tu comentario

Condición de protección de datos