domingo, 3 de marzo de 2024

Patakí de Buena Fe (+Video)

El último videoclip de Buena Fe, feliz portada de lo vivido y vívido de Carnal...

José Ángel Téllez Villalón
en Exclusivo 29/11/2019
3 comentarios
Portada del libro-Patakí de libertad-Buena Fe
“Patakí de Libertad” constituye una reverencia a la tumba francesa guantanamera.

Buena Fe está a la viva, en las redes virtuales y en las carnales. Apenas comentamos “Boleros de Sangre”, el último video de Sobreviviente, y ya estamos con el primero de su décimo disco, "Patakí de libertad". Audiovisual con el que promueve uno de los sencillos incluidos en su Carnal. Evidencia, sonora y discursiva, de su cimarronaje en el paisaje musical latino".

Porque el dúo y su banda han sobrevivido entre tanta banalidad enlatada y discurso vacuo. Han persistido en saltar sobre tantas y cómodas sillas. Salvando - al decir del propio Israel Rojas- “la capacidad de seguir soñando, y esos sueños convertirlos en canciones” que ponen a disposición de la gente “para el que las quiera abrazar, el que las quiera hacer parte de su día a día”.

La nueva propuesta discográfica es síntesis y celebración. Llega veinte años después de que la música y la trova unieran a Israel Rojas y Joel Martínez en su Guantánamo natal. Para la musicóloga Heidy González, Carnal constituye un resumen de lo que en materia musical ha ido desarrollando Buena Fe en sus veinte años de existencia. Es, en su opinión, un álbum muy ecléctico, dotado de sonoridades cubanas y caribeñas, sin perder de vista las simientes del pop rock, de las cuales la agrupación ha sido una abanderada en la isla.

Y entonces es como si hablaran de “Patakí de libertad”. De esa feliz portada de Carnal, del que se precipita eso que  dijo el líder de la banda:“Las 14 canciones son vividas y vívidas. Cada una sale de nuestras células, de nuestro corazón, de nuestras ganas de tratar de asombrar a la gente, de transmitirles la manera en que nosotros vemos el mundo y, humildemente, también cómo nos gustaría que fuese”.

El fonograma es muestra de lo nuevo y de lo constante, de lo esencial y distintivo de la agrupación. Que no va a lo folclórico, sino a las raíces. Que no para de sorprender con sus historias. “Un artista está vivo en la medida en que todavía te quedan ganas de asombrar a la gente, te quedan ganas de experimentar, no se te agotan las fórmulas, te das cuenta de que hay nuevos caminos creativos que te permiten reinventarte. Eso, por fortuna, en este taller de creación que hemos intentado que sea Buena Fe, está vivo, está activo, está todavía ardiendo” —comparte Rojas.
“Pataquí de libertad” constituye —según su autor— una reverencia a la tumba francesa guantanamera. Se estructura musicalmente desde ese autóctono sonido, que llegó desde tierras haitianas y ha sobrevivido en algunos poblados del sur oriental. Se descubre la percusión típica y el tres de Yibrán Rivero, fusionados con timbres electrónicos.

La letra como parábola (patakí), un collage de aforismos. Una historia —“entre el quedarnos y el movernos”, “entre la espada de Damocles y la caja de Pandora”— que tiende a crítica “carnal”: “¿Quién ha visto un mestizo racista?”. Filos que rozan las temáticas amorosas y sociales que han signado el discurso de la agrupación. Aunque hace zoom al fenómeno de la racialidad y la discriminación por el color de la piel o el rizo y sequedad del pelo. Una mancha de ayer que marca aún hoy. Israel Rojas toma el catalejo de su propia experiencia y comparte una historia de todos. Los prejuicios raciales han sobrevivido en nuestra sociedad y dejan huellas, carnales no tanto, pero sí espirituales.

“Yo creo que para nosotros es muy importante vivir pulsando la realidad social cubana contemporánea, es lo que le debemos a la trova” —expresó a CubaSí—. Es el sino trovadoresco de su discursar. “Uno trabaja para eso, buscar un público y tratar de ser útil a esas personas, y yo creo que eso es lo más importante que todavía nos sucede (…). Nosotros hemos intentado hacer un trabajo que tenga los pies en la tierra, en Cuba. La Cuba que nos tocó vivir, aun sabiendo sus enormes desafíos y dificultades como nación, no negando nada de eso. Tratando de ser parte de los factores que puedan ser de cambio, de cambio positivo, no de un cambio que nos regrese a una situación de dependencia externa terrible” —confesó enfáticamente en otra entrevista.

El videoclip se estrenó en las redes sociales el viernes 22 de noviembre, presentado como: “Lo nuevo de Buena Fe. Una historia de amor, Caribe y tradiciones. Mezclas de espíritus diversos y colores de naturaleza tan vivos como las almas. Un Patakí de libertad”. Fue rodado en locaciones de La Habana y Ciego de Ávila, con la colaboración de la Empresa de representaciones artísticas Musicávila y el grupo universitario Telón Abierto, de esa provincia. Las escenas más pintorescas fueron filmadas en la comunidad Yambambó, con el protagonismo de la agrupación franco haitiana Famn Zetwal.

Fue dirigido por Ariam Valdés con la codirección y producción general de Claudia Hernández, ambos egresados de la Facultad de las Artes de los Medios de Comunicación Audiovisual (FAMCA), del Instituto Superior de Arte de Cuba. El joven ha dirigido, entre otros, los videoclips “Calentando Cazuela” con Yuly y Havana C junto a Buena Fe y “La Conga Wifi”, con Christian & Rey. Ha formado parte además de los equipos de realización de La Banda Gigante y del concurso de la canción cubana Adolfo Guzmán, producidos por la Televisión Cubana y RTV Comercial.

A propósito de su publicación, Ariam Valdés compartió en Facebook: “Mi mayor premio ha sido poder dirigir este videoclip, junto con Claudia Hernández, a este grupo que sigo desde sus inicios, Buena fe. Gracias por llamarnos, por la confianza para este reto y permitirnos traducir en imágenes este gran tema “Patakí de libertad”. Gracias Ciego, a su gente maravillosa, y a todo mi equipo de trabajo. Gracias, gracias, gracias”.

Carnal fue presentado a la prensa el 11 noviembre 2019 en el hotel Parque Central y al público en tres conciertos en el Teatro Karl Marx, el 22, 23 y 24 de noviembre. Lo integran 14 temas, 13 de la autoría de Israel Rojas y uno creación de Joel Martínez, “Mía” —canción dedicada a la hija del músico. De ellos ya se escuchó “Música vital”, que esta vez es interpretado solamente por la agrupación. “El arte de retoñar” fue un descarte de Sobreviviente, con un nuevo arreglo de Dayron Ortiz para que “las guitarras abrigaran esa emoción, esa especie de reverencia” al desaparecido guitarrista Dayron Rodríguez. Lo completan “Quién soy yo”, “Mujer Ciudad”, “Madurar”, “La catrina”, “Valientes”, “Cámara Lenta”, “Cuatro Cuentos”, “Ni una más” y “Blues de Guateque”.

Grabado en Vieja Linda Record´s, sale al mercado externo licenciado bajo el sello de la disquera Metamorfosis, y en el de Cuba, por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM). La producción musical estuvo a cargo de Israel Rojas y el músico Ernesto Cisneros, a la que se sumó el ingeniero de sonido de Adolfo (Fito) Martínez; con la activa participación de todos los músicos de la banda. Gestación que los hizo ser más familia, al decir de Joel Martínez.

El arte del fonograma corrió a cargo del comunicador y fotógrafo Gabriel Dávalos, conocido por sus extraordinarias instantáneas con bailarinas en espacios urbanos, y que colabora habitualmente con la banda. Para este proyecto, el artista del lente reunió a un grupo de bailarines de las compañías Danza del Alma y Baila Cuba, de Santa Clara, que lo ayudaron a componer sugerentes metáforas corporales, en armonía con la histórica identidad visual de Buena Fe y presentes en la envoltura del CD, de la mano del diseñador gráfico Raúl Muñoz.

Círculos y corazones humanos, como símbolos de la fraternidad y la igualdad, esas hermanas inseparables de la libertad.

 


Compartir

José Ángel Téllez Villalón

Periodista cultural

Se han publicado 3 comentarios


Omayra Vasquez C
 14/1/20 13:04

Hermoso video y extraordinaria  mûsica y letra, elevô mi Orgullo de Mestiza

 

Alberto
 1/12/19 1:35

Me encanto el disco carnal y este video Pataki de libertad la verda, maravilloso sin duda, un video realmente para premios felicidades a los realizadores.

Ce
 29/11/19 10:00

Excelente disco, y maravilloso video clip. Recomendarle al autor tenga más cuidado al escribir y se ponga de acuerdo...es Patakí, como dice el título del artículo, no Pataquí como en el cuerpo del mismo. Y el nombre del último video clip de Sobreviviente es "Bolero Sangriento", no Boleros de sangre.

Deja tu comentario

Condición de protección de datos