El Timbiriche de Tony Ávila (+Video)

Con una nominación en la categoría de Trova, el cantautor cubano tiene un merecido reconocimiento por el fonograma Timbiriche, grabado con la disquera Bis Music...

Niurka Talancón Villafranca

15/05/2013

EXCLUSIVO

1 comentarios

Vota 29 votos

Con una nominación al Premio Cubadisco 2013 en la categoría de Trova, el cantautor Tony Ávila tiene un merecido reconocimiento por el fonograma Timbiriche, grabado con la disquera Bis Music.

El niño que con diez años ya tocaba la guitarra y luego estudiaría Historia, hoy es uno de los trovadores más reconocidos de Cuba. Con dos discos en su carrera el autor de “La Choza de Chicha” y “Timbiriche” asegura que no se dejará presionar por el mercado para hacer su música.

 —¿Qué significa para Tony Ávila esta nominación al Cubadisco?

 —No pensé nunca en mi vida ser nominado a nada. Es la segunda vez que vengo a Cubadisco y este año me sorprendió un poco la nominación, pues el disco salió con poco tiempo, bastante apretado con la fecha de entrega, pero el jurado lo aceptó y gracias eso hoy estamos nominados.

“Me siento contento, no solo por mí, sino por los músicos y mi familia, por toda la gente que apoya lo que estamos haciendo, esos que nos soportan, pues los artistas en la vida cotidiana somos complicados.

”Estar nominado es un estímulo, si llega el premio, celebraremos, si no, igual, ya que el solo hecho de estar presente en el Cubadisco es reconocimiento a tu obra. Yo me remonto un poco al pasado cuando no era músico y veía estos eventos por la televisión y soñaba con estar aquí y, bueno, ahora es un sueño realizado. Espero que a todos los nominados les vaya bien y, en el caso de la trova, todos nos conocemos mucho y hemos compartido escenario”.

 —¿Cómo nace este fonograma que nos trae la polémica del Timbiriche?

—Este disco surge por la necesidad de hacer una segunda producción, ya que el anterior había salido muy bien, con el pie derecho. Con el tema La Choza de Chicha la gente descubrió un Tony Ávila que desconocía, un poco más romántico, intimista.

“Timbiriche ha sido todo un reto, tiene 15 canciones con variedad de géneros y sonoridades, con muchos invitados. No quería experimentar, quería hacer un disco con la trova mía, pegadita al piso, cubana, de lo autóctono.

 ”Las canciones ya estaban corriendo en los conciertos y tenía garantía de que gustaban, el público nos ayudó a decidir cuáles canciones estarían en la grabación. “Timbiriche” es la canción que encabeza el disco y está haciendo la función de “La Choza” del anterior fonograma. Ha movido las mentes y las lenguas. Por eso estoy contento, pues queríamos que la canción funcionara como gancho y así ha sido. El disco suena como somos en vivo, para que la gente se lleve la impresión real del grupo”.

 —¿Qué te inspira a escribir? ¿Cómo se escribe una canción como “Timbiriche”?

—Me inspira la belleza, el amor, la vida, el dolor, la alegría; todo lo que me rodea incide e interactúa conmigo. Te confieso que tengo la intranquilidad de buscar la musa y no de esperar por ella. En el almendrón, en la guagua, caminado por la calle, en una fiesta, donde esté.

”Participando de la vida las canciones van llegando, de ahí me nutro y las devuelvo a la gente. Mi poética no está encumbrada, pues no utiliza un lenguaje rebuscado, no pretende disolverse en un punto donde la gente no me entienda y yo mismo me pierda. Yo quiero que la gente me entienda, que es lo más difícil de digerir.

”Timbiriche, por ejemplo, es una canción que dentro de lo jocoso del sentir cubano lleva su mensaje implícito. Mucha gente ha terminado llorando tras escucharla. El video tiene imágenes fuertes y les llegan a los cubanos. El miedo que tengo, y en ella lo expreso, es que los cubanos vayamos a perder la esencia por los cuatro pesos que puedan emanar del timbiriche.

”Yo soy de la gente que intentará estar a salvo de convertirme en una mercancía, que el consumo cambie mi forma de ser. Es el mensaje que doy con la canción y por eso encabeza el disco. Por el camino dejó de ser el titulo de una canción para convertirse en un concepto”.

 —¿Por qué utilizar el humor para decir verdades tan duras? ¿Te toman en serio como músico?

 —La verdad directa, dura como es. Eso de disfrazarla no siempre es bueno. Del modo en que yo lo hago no creo que sea un descubrimiento, pero lo bueno es que mi música no confunde a las personas, no las dispersa, no las lleva por otro camino; ellos escuchan lo que yo quiero decir.

“Yo, incluso, utilizando el humor, soy consecuente con lo que digo, soy sincero en cada palabra y frase. Por eso el humor, más que una vía fácil para escribir, es una realidad, es una herramienta. Mis canciones hacen reír pero también llevan un mensaje, como el racismo enraizado en el hombre. Yo creo que la verdad, por dura que sea, hay que cantarla”.

 —¿Es difícil ser trovador en Cuba?

—Es difícil, pero yo soy feliz de ser un trovador contento con lo que hace. Me gusta mi música y nada mejor le puede pasar a uno que llevar los frijoles a la mesa haciendo lo que le gusta. No me importan las taquillas ni las estadísticas amparadas en el facilismo que la música da a otros géneros. Yo donde estoy me siento bien y seguiré siendo trovador, esa es la vida que escogí.

“Hay canciones que ya escribí y otras que aún no, porque me falta la vivencia. Uno cuando se mete en este mundo está siempre embarazado de canciones. Hacer canciones es como vivir, todo un privilegio.

”Yo no quiero saltar ninguna valla hasta que no llegue el momento, ni quemar ninguna etapa, por lo que no me precipitaré. Esta carrera es de fondo”.

—¿Cuántos años te quedan haciendo música?

—Ojalá que queden bastantes años con salud física y mental. Yo quiero ser un viejo pepillo. Pero que me quede el tiempo que la vida determine, yo no quiero sumar canciones para romper un récord, para que un día alguien diga: fulano hizo tantas canciones. Quiero que la gente diga: hizo esta, hizo aquella, hizo la otra, y que se vayan quedando con ellas.

“Tengo la suerte de que ya la gente canta mis canciones y se van a quedar, porque cuando un niño canta “Timbiriche”, “La Choza”, es algo impresionante. El tiempo que me queda es el que perdurarán mis canciones. La vida es intentar querer ser útil pues el tiempo que estamos aquí es prestado.

”No he querido ser vocero pero mis canciones chocan con lo que sucede en la sociedad. La gente piensa de manera muy heterogénea y diversa, por eso no impongo mi verdad, digo lo que pienso pero respeto todos los criterios. Está la verdad de mucha gente, y mis canciones son como una pared donde puedes tirar la pelota y esperar que no te golpee. Es lo que quiero, que la gente no se vaya lastimada, que mis canciones no sean un juicio definitivo, que siempre haya un margen en el que puedas decidir si quedarte o no con el timbiriche”.

1 comentarios en "El Timbiriche de Tony Ávila (+Video)"
nureya 4:47 pm | 15/05/2013 Vota por este comentario 11 votos

!!!ME ENCANTA LA MUSICA Y LAS CANCIONES DE TONI AVILA, SOBRE TODO POR LO CUBANO, POR SU ALEGRIA,POR SUS MENSAJES!!! MUY MERECIDA LA NOMINACIÓN Y OJALA RECIBA PREMIO.

Responder

Deja tu comentario

Normas para comentar en Cubahora

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de Cubahora.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes cubanas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
*



(No se mostrará)